Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

Comprender la vida a la luz de la muerte


cementerio

 

En poco tiempo, la muerte me ha visitado repetidamente a través de conocidos, familiares y amigos.  La guadaña que sega vidas no descansa.  Desde que respiramos por vez primera, en el parto, se pone en camino para encontrarse con nosotros.  Y tardará más o menos, pero nunca falta a la cita.

Es importante no olvidarlo, y apuntarlo en la agenda: tenemos una cita ineludible con la muerte y, como demuestra la experiencia, no sabemos cuándo.  No se trata de que nos atemoricemos, se trata de tomar conciencia de que nuestro tiempo es limitado y que debemos dedicarlo a aquello –y a aquellos- que dan sentido y felicidad a nuestra existencia.

En el lecho de los moribundos se escuchan, entre susurros, grandes verdades, interesantes consejos: ¿por qué no me arriesgué más? ¿Por qué no le expresé claramente mis sentimientos a mis seres queridos? ¿Por qué me preocupé por nimiedades? ¿Por qué no quemé mi vida con el ardor de una gran misión?

Aunque resulte paradójico, se comprende mejor la vida a la luz de la muerte…  Y tenemos un problema porque en nuestra sociedad se tiende a ocultar el sufrimiento y el morir…  Y por ello andamos desorientados.

Duele perder a un ser querido, duele ver sufrir por la pérdida a aquellos a quienes aprecias, duele constatar que –con nuestro malvivir- morimos cada día un poco.  Como recomendaba Emilio Duró en una conferencia a la que asistí hace un par de semanas: “no se trata de añadir días a nuestra vida, hay que añadir vida a nuestros días”.

Cada día que pasa, estamos un paso más cerca de la tumba…  Vivamos de un modo que podamos sonreír, cuando llegue, a la portadora de la guadaña.  Y cultivemos el amor de quienes nos rodean para que, cuando llegue el momento del tránsito, no lo hagamos solos…  Sino rodeados de todos aquellos que han llenado de vida, sentido y alegría nuestros días… Y noches.

Termino con un vídeo de regalo, la canción “Si tengo que morir” de Denis Roussos:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: