Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

No me mueve, mi Dios, para quererte (poema y vídeo musical)


Me descubrieron este poema a los 11 años, y ya entonces me estremeció su sensibilidad.  Cuanto más lo medito más lo comparto, cuanto más lo releo más profundo lo encuentro:

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

Anuncios

2 comentarios el “No me mueve, mi Dios, para quererte (poema y vídeo musical)

  1. jorge
    19 de marzo de 2013

    Wow! En verdad es un muy buen poema, muy profundo. Todo padre debe entender el gozo de que sus hijos les obedezcan no por miedo ni interes, sino por amor. Este poema me recordo un pensamiento de una poetisa, Rabi’a al Adawiyya: «¡Oh mi Señor!, si te adoro por miedo del Infierno, quémame en el Infierno, y si te adoro por la esperanza del Paraíso, exclúyeme de él, pero si te adoro por Ti mismo no me apartes de Tu belleza eterna».

  2. Pingback: Espiritualidad desinteresada | Meditaciones del día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 30 de enero de 2013 por en Citas, Lecturas, meditaciones, Vídeos.
A %d blogueros les gusta esto: