Libro recomendado: “VIVIR LA VIDA CON SENTIDO” de Víctor Küppers


vivir la vida con sentido küppers

Esta madrugada he terminado de leer este libro, que no esperaré a mañana para recomendarte.  Tienes un fin de semana por delante… Lo mejor que puedes hacer es acercarte a una librería, comprarlo y disfrutar de su lectura en tus días de descanso…  Un auténtico chute en vena de energía, alegría, sensatez y optimismo para recomenzar la semana con una actitud que lo cambia todo.

Todavía no conozco personalmente a Victor Küppers: casado y padre de dos hijos, es un visceral culé, doctor en Humanidades, profesor de la Universidad de Barcelona y de la Universidad Internacional de Cataluña, colaborador de ESADE, de la Universidad de Navarra, formador en grandes empresas y socio de Küpper & Co.  También ha sido assistant profesor del IESE y vicepresidente de Barna Consulting Group.

Pese a que es profesor en la misma universidad en la que yo estudié, nunca he coincidido con él…  Pero sí mi hermano.  Y cuanto me ha contado sobre el personaje casa perfectamente con la forma y fondo del libro que tengo entre mis manos.  ¿Te puedes imaginar un profesor que te echa de clase, a las 8.35 h. de la mañana, porque dice que haces cara de cenizo y que él prefiere verte –por su bien y por el tuyo- con una “happy face”?  Para mí, esta anécdota ya es motivo suficiente para leer cuanto escriba, tiene que ser un tío excepcional en sus planteamientos…  Pero puedo asegurarte que hay más que la anécdota, mucho más…

Haremos lo de siempre: transcribiré algunos de mis apuntes sobre el libro para tratar de despertar tu interés.  Tú decides qué haces con ellos.  Podrás observar que emplea un lenguaje simple y distendido, muy informal, que facilita la lectura.  No te dejes engañar por la forma…  Contiene mensajes muy profundos y útiles para el día a día… Para eso que en este blog hemos denominado “El Arte del Buen Vivir”.   Vamos a verlo:

1. Tolstoi: “Hay muchos tipos de conocimiento, pero hay uno que es mucho más importante que los demás, el conocimiento de cómo aprender a vivir; y ese conocimiento, muchas veces, se menosprecia”.

2. Del prólogo de David Vila: “Ni en la escuela ni en la universidad nadie ma habló ni me enseñó lo importantes que son las actitudes en la vida, tanto profesional como personal, y el papel trascendental que desarrollan en cualquier etapa de nuestras vidas”.

3. Del prólogo de David Vila: “A veces dedicamos más tiempo a contestar preguntas como ¿por qué me ha pasado a mí?, ¿qué es lo siguiente que me va a pasar?, que a preocuparnos por el «qué puedo hacer para»”.

4. Del prólogo de David Vila: “Seguimos mirando por el retrovisor e intentando recordar lo que hemos perdido por el camino, cuando lo que realmente tenemos es la oportunidad de disfrutar y decidir sobre nuestro futuro”.

5. No hay nada más gratificante que ayudar a los demás.

6. Todo lo que explico ya lo sabes, pero no te preguntes si lo sabes o no lo sabes, lo que deberías preguntarte es si lo haces o no lo haces.  La diferencia entre los «cracks» y los chusqueros no está en saber, está en hacer.

7. Séneca: “Mientras vivas, sigue aprendiendo cómo vivir”.

8. No hay mayor oficio que el de aprender a vivir.  Tenemos que convertir nuestra vida en una obra de arte, que al final de nuestros días, interiormente podamos decir: « ¡ole, ole y ole! »

9. Si cada persona plantara una alegría y entusiasmo en otra persona, al final éste sería un mundo lleno de locos entusiastas.

10. El verdadero bienestar no es sólo un estado externo, sino también una situación anímica, un estado mental y emocional.

11. La alegría interior no depende solamente de las causas externas.  Si para sentirnos bien o alegres hay que esperar a que todo vaya bien en nuestras vidas, lo tenemos claro.

12. Hay que disfrutar de las cosas externas sin dejar que nos posean.

13. Uno de los mejores propósitos de la vida es luchar por ser una persona mejor.  Aprender a vivir es aprender a ser.

14.  Vivir feliz tiene que ver con ser, no con tener.  Tampoco con hacer.  Simplemente con ser.

15. El entusiasmo no es algo genético, es un hábito que puede desarrollarse. (…) Es una forma de gestionar los pensamientos ante las circunstancias.

16. Madre Teresa de Calcuta: “Nadie debería alejarse de ti sin sentirse mejor y más feliz”.

17.  Todas las personas somos bombillas.  Porque transmitimos. (…) En la vida hay personas que van a 30.000 vatios y personas que van fundidas. (…) En la vida nos va según lo que transmitimos. (…) Transmitir tiene que ver con enamorar, con irradiar una serie de virtudes como honestidad, integridad, confianza, bondad, alegría, serenidad, paz, humildad, profesionalidad, generosidad, amabilidad. (…) Todos podemos ir a 30.000.  Es una decisión personal.

18. Los estados de ánimo se contagian.

19. Una persona que pierde el ánimo es una persona muerta, un zombi.

20. Las personas que viven con sentido, las personas entusiastas, las personas felices, son aquellas que van a 30.000 vatios.  Lograrlo no es fácil, supone un gran esfuerzo, pero es gratificante, muy gratificante.  Es la diferencia entre vivir una vida plena y vivir una vida de pena.

21.  Las personas que avanzan son aquellas que cuando escuchan o leen una buena idea la ponen en práctica enseguida, en cuanto pueden.  están orientadas a la acción.

22. Para lograr el éxito en el ámbito que quieras primero tienes que saber lo que quieres: es muy importante; hay muchas personas que no logran lo que quieren porque ni siquiera saben lo que quieren, o la vida no les da más porque no esperan gran cosa de ella.  Una vez sabes lo que quieres hay que saber lo que tienes que hacer para lograrlo; por último hay que hacerlo.

23. Los conocimientos son importantes y la experiencia también, pero las grandes personas lo son por su manera de ser.  (…) A ti nadie te aprecia por tus conocimientos; nadie te aprecia por tus habilidades; a ti te aprecian por tu actitud, por tu manera de ser.  Todas las personas fantásticas tienen una manera de ser fantástica; y todas las personas de mierda tienen una manera de ser de mierda.

24. Si eres un mamón, no importa que sepas mucho, el problema es que eres un mamón, y a nadie le gusta trabajar, relacionarse o vivir con mamones, todos preferimos a alguien menos listo pero más agradable, mejor persona, aunque no sepa tanto.

25. No somos esclavos de nuestra genética. (…) La genética ciertamente nos influye, es verdad, nos condiciona, pero no es determinante.  Y no lo es porque, afortunadamente, a nuestro temperamento le sumamos nuestros hábitos, nuestro comportamiento, nuestros principios, nuestras actitudes, y ésos sí que nos definen mejor como personas.

26. La vida no consiste en ser el mejor o en ser mejor que los demás, sino en ser la mejor persona que uno puede llegar a ser.

27. William James: “Siembra una acción y cosechas un hábito; siembra un hábito y cosechas un carácter; siembra un carácter y cosecharás un destino”.

28. El origen está en nuestros valores fundamentales, allí es donde está la causa última que configura los efectos de nuestras vidas. (…) Nuestro exterior es un reflejo de nuestro interior.

29. Al principio creamos nuestros hábitos y luego son estos hábitos los que nos hacen a nosotros.

30. Quizá tardes años en cambiar, quién sabe, pero no se tarda en empezar a cambiar, tú puedes decidir en este mismo instante que vas a empezar a cambiar.

31. Quien tiene un motivo, encuentra la forma.  Cuando la motivación es fuerte, el esfuerzo se mantiene.

32. Lo importante no son las circunstancias, lo que nos ocurre, sino nuestra percepción de lo que nos ocurre. (…) No controlamos nuestras circunstancias, pero sí nuestra respuesta a ellas.

33. Igual de importante que aprender a comer sano es aprender a pensar sano, porque estamos tarados del coco.  Porque la mayor parte de nuestros problemas procede de nuestra manera de pensar.  Tenemos que pensar mejor para vivir mejor.

34. Uno no puede ir amargado por dentro y transmitir 30.000 vatios. (…) No podemos transmitir lo que no llevamos dentro. (…) Transmitimos nuestro estado de ánimo.

35. La vida sólo tiene un objetivo: luchar cada día por ser la mejor persona que uno pueda llegar a ser. (…) Decide qué valores admiras, qué valores y actitudes querrías que formaran parte de tu manera de ser; luego trabaja para lograrlo.  Así de simple.  Si trabajaras un hábito al mes, serían 12 nuevos hábitos al año, 60 en cinco años, serías una persona diferente, completamente nueva en cinco años.

36.  Cuando uno dedica la mayor parte de su tiempo, físico o mental, a la parte profesional, el ámbito personal se resiente.

37. Jordi Nadal explica que en las escuelas deberían enseñar a morir o, como mínimo, explicar que uno se muere.

38. La única manera de vivir con serenidad es saber que tu vida tiene sentido, que estás llevando la vida que quieres llevar, que estás siendo la persona que quieres ser, que dedicas el tiempo a las cosas que sabes que son importantes.

39.  Hay personas que son biológicas, que nacen, crecen, se reproducen, discuten y mueren, van por la vida como pollos sin cabeza, y también hay personas que son biográficas, que llevan las riendas de su vida.

40. Lo más importante de la vida es que lo más importante sea lo más importante.

41. La única vida que tiene sentido es, precisamente, una vida con sentido.

42. El mejor regalo que puedes dar a tus hijos es tu tiempo.  Y uno de los mejores regalos que puedes hacerte a ti mismo es disfrutar de tus hijos, compartir sus problemas, meterte en sus conversaciones.

43. El proyecto más importante que tenemos todos en nuestras vidas es, sin ninguna duda, nuestra familia. (…)  Sin embargo, los problemas, las preocupaciones y el día a día hacen que no le prestemos la atención que merece.

44. Cuando uno encuentra su misión en la vida, todo de repente tiene sentido, es como tu brújula, es la referencia, es la foto del puzle. (…) La misión de cada uno se encuentra en la intersección entre los valores más profundos de cada uno por un lado, aquello que nos apasiona, nos moviliza y los emociona por otro y, finalmente, nuestros dones o competencias.

45.  Te sientes feliz en la medida en que sientes que controlas tu vida. (…)  La felicidad consiste en el logro progresivo de nuestro ideal, de nuestro sentido de vida, de nuestro proyecto. (…) Sé un adicto a tu misión, a tu proyecto.

46.  El éxito no es la base de la felicidad, pero la felicidad sí que es la base del éxito.

47. En la vida hay dos tipos de personas: los que luchan y los que lloran. (…) Luchar no garantiza el éxito, pero llorar garantiza el fracaso.

48. San Francisco de Asís: “Señor, dame la fuerza para cambiar aquellas cosas que puedo cambiar, serenidad para aceptar aquellas que no puedo cambiar, y sabiduría para reconocer la diferencia”.

49. Nosotros no podemos elegir las cartas, pero sí la forma de jugarlas.

50. No somos responsables de la cara que tenemos, pero sí somos responsables de la cara que ponemos.

51. Nuestra actitud es el prisma a través del cual interpretamos la realidad.

52. El pesimista ve las dificultades en cada situación y el optimista ve las oportunidades.

53. Hay que escapar de los cenizos, contagian, sólo saben dar malas noticias, nos consumen la energía.

54. Se ven muchas caras de merluzo, de aquellas que apetece parar en medio de la calle y preguntarles: «Perdóneme, por curiosidad, ¿a usted qué le ha ocurrido?, porque non la cara que lleva, ¡tiene que haber sido muy grave lo suyo! ». (…) ¿Cuántas personas darían lo que fuera por estar en la situación que estamso algunos? (…) Ser agradecido sólo tiene ventajas, y, coñe, ¡es gratis!

55. Descartes: “Mi vida estuvo llena de preocupaciones, muchas de las cuales jamás sucedieron”.

56. Una persona con ilusiones es una persona que va chutada por la vida.

57. La vida se convierte en una fiesta cuando aprendes a disfrutar de las cosas ordinarias de cada día.

58. El sentido del humor te ayudará mucho en la vida, a sobrellevar mejor las penas y a disfrutar mucho más de las alegrías.

59. Proverbio persa: “Dirige tu mirada hacia el sol, y la sombra quedará detrás de ti”

60. Tagore: “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”

61. Schweitzer: “Reírse arruga la piel, pero no hacerlo arruga el alma”

62. Tenemos más tecnología y menos humanidad que nunca.

63. Cuando eres muy amable con los demás, paradójicamente, quien se siente mejor eres tú mismo. (…) El bienestar de los demás y el tuyo propio se encuentran inevitablemente unidos; cuanto más contribuyes a hacer felices a los demás, a que se sientan bien, a su bienestar, más feliz te sientes tú.  Y es un ciclo, porque cuanto más feliz te sientes tú, más te apetece ayudar a los demás y más ganas tienes de hacer que se sientan felices.

64. En la vida, como en el boxeo, es mejor dar que recibir.

65. No guardemos lo peor de nosotros para las personas que más queremos.

66. Nuestra atención se multiplica cuando algo nos interesa.

67. No te escucho porque me interese, te escucho porque me interesas.

68. Si perdemos las formas, no importa si tenemos razón o no, la persona con la que hablamos se sentirá atacada (…) y su actitud será negativa.

69. Cuando uno es humilde, los principios son los que mandan, no tu ego.

70. No hay mayor chute para una persona que un elogio sincero.

71. Tolstoi: “Mi felicidad consiste en qué sé apreciar lo que tengo y no deseo en exceso lo que no tengo”

72.  Si vas muy deprisa, si corres, te pierdes la gracia de la vida.  Es como aquella peonza de 7 colores.  Cuando la peonza está quieta o va muy lenta, los colores se aprecian y se distinguen.  Sin embargo, cuando la peonza gira a toda velocidad entonces ya no se ven los colores, sino que todos ellos, por la velocidad, se han transformado en el color blanco, sólo vemos el color blanco.

73. Para vivir mejor, para vivir con serenidad, alegría y paz interior hay que estar presente, hay que estar aquí y ahora. (…)  El presente.  Es lo único que puedes gestionar, lo único sobre lo que puedes trabajar, en lo único que te puedes centrar y en lo único en lo que puedes influir.

74. Aprende a utilizar la música para mejorar tu entusiasmo, tu alegría, tu estado de ánimo.

75. La mayoría de equipos son un reflejo del jefe que tienen.

76. El trabajo de un líder es crear un ambiente laboral positivo que permita movilizar lo mejor de cada persona para lograr resultados mantenidos en el tiempo.

77.  Vivimos una época de culto al cuerpo, a la imagen. ¿Cuándo estará de moda el culto al cerebro y a la mente? (…) Una manera de alimentar la mente y el alma es leyendo, leemos poco. (…) Haz fitness mental.

Este libro supone una ayuda inestimable para este ejercicio de fitness mental y vital, para poner en orden nuestro interior y exterior…  Y resulta, además, de lo más entretenido.  No hay mejor enseñanza que la que se obtiene con una sonrisa…  O con una carcajada…  Y ambas produce esta obra.

Gracias, Víctor, por tu trabajo. Me ha aportado muchísimo, y estoy convencido de que resultará de gran ayuda para otros muchos…  Ahora, a ponerlo en práctica y a compartirlo con aquellos a quienes aprecio.

Y, esta tarde, de regalo de fin de semana, el vídeo de una conferencia de Víctor Küppers para aquellos a quienes os haya picado la curiosidad.  Si el libro es bueno…  Ni os cuento cómo es verlo en vivo y en directo…  Pero eso será esta tarde…

Por el momento, degustad y aplicad cuanto habéis leído…  Y haceos con el libro, que contiene mucho más de lo que yo he trascrito.  Aquí tenéis un trailer promocional del mismo:

Anuncios

Un comentario en “Libro recomendado: “VIVIR LA VIDA CON SENTIDO” de Víctor Küppers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s