Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

Un peligro de la New Age: el consumismo espiritual y la adicción a los cursos, terapias o talleres


esclavitud espiritual

Aunque de vez en cuando tengo que escuchar -con disgusto- a quien sin haberme escuchado, leído ni intentado comprender me acusa de encontrarme en la órbita de la New Age por no renunciar a los medios de autoconocimiento y desarrollo personal que ésta propone, lo cierto es que mi posición es sensiblemente distinta a la de lo que habitualmente se conoce como Nueva Era.

Hoy no trataré sobre cuestiones teológicas ni sobre la diferenciación entre sincretismo y síntesis, sino que me centraré en la tendencia de este movimiento al consumismo espiritual, a promover un uso y abuso desmesurado de terapias alternativas o instrumentos de desarrollo del potencial humano…  Haciendo siempre caja de forma muy lucrativa, claro está.

Yo soy de los que redescubrí la fe de mi infancia (el catolicismo) tras transitar por los parajes de la filosofía perenne, del esoterismo guenoniano y del orientalismo.  No he renunciado a emplear útiles medios como la hermenéutica simbólica, el Eneagrama, el I-Ching, el Chi-Kung, la musicoterapia, la recitación de mantras, la visualización creativa, la caligrafía sagrada, o la meditación en torno al Árbol de la Vida Sefirótico (o a los Arcanos Mayores del Tarot) para aproximarme al Innombrable y conocerme mejor a mí mismo.  Pero todas y cada una de estas prácticas han tenido siempre un valor instrumental, han sido medios para aproximarme un poco más al centro de mi ser y, desde allí, a la Fuente de la que brota toda agua de Vida.  El resto de sus efectos (paz interior, relajación, salud, alegría, visión, experiencia de ralentización del tiempo y comunión con el cosmos…etc) han sido añadidos que –en la mayoría de los casos- no he buscado.  El fruto indirecto de una espiritualidad o religiosidad que no pierde de vista su objetivo último: la religación, la metanoia y la felicidad que las acompaña.

Sin embargo, en los últimos años me he encontrado con auténticos adictos a las terapias alternativas, personas que confunden lo espiritual con lo psíquico, que han hecho de su supuesta búsqueda espiritual un modo de consumismo que alimenta a su ego y a su necesidad de paz y gozo…  Y que sólo les produce estrés y un síndrome de abstinencia que les lleva a deambular de curso en curso. 

¿Dónde está la frontera?   La frontera está en que toda espiritualidad debe ir acompañada de mortificación, esto es, de morir al propio ego para dejar que ese Dios inmanente que se oculta en lo más profundo de nuestro corazón pueda ser dado a luz y nos inunde transformándonos con su presencia.

Ahora bien, del mismo modo que Dios pidió a Moisés que se descalzara ante la zarza ardiente, si nosotros queremos relacionarnos con el Alfa y el Omega, tendremos que despojarnos de nuestras vestiduras, de nuestras distracciones, de nuestros pensamientos incontrolados, de ese ruido mental que embota nuestro pensamiento y nuestro espíritu.  Y todos los instrumentos meditativos que anteriormente hemos mencionado tienen la gran ventaja de que favorecen el silencio interior y lo que en Oriente se denomina la apertura del tercer ojo, que no es otra cosa que el permitir que el Espíritu actúe en nosotros y nos permita ver el mundo con esa nueva mirada que descubre a Dios oculto bajo cada piedra del camino.  Dios, para respetar nuestra libertad y no imponerse, nos habla suavemente, nos susurra al oído… Y para escucharle es preciso haber logrado silencio interior y una conciencia atenta.

Obviamente, estas prácticas jamás tendrán sentido alguno para quienes consideran que la religión no es más que una sumisión voluntaria a una cosmovisión que nos ha sido propuesta por una “autoridad”, así como la adecuación de nuestro comportamiento a una ética que no hemos interiorizado.  Pero, para algunos, la religión es mucho más que eso…  Como he tratado transmitir en los artículos de los últimos 5 días.

Por favor, vive la religión del modo que mejor se adecue a tu forma de ser, profundiza –si quieres- en el conocimiento y transformación de ti mismo mediante estas antiguas prácticas…  Pero no perviertas su sentido…  No cambies una dependencia por otra, un fundamentalismo por otro…  Son medios, instrumentos, no fines…  Si te ayudan a avanzar por el camino del desarrollo espiritual, perfecto…  Si no, no dudes en abandonarlos. 

 

La auténtica espiritualidad te libera, no cometas el error de esclavizarte por buscar a un Dios al que ya posees.  Sería una auténtica estupidez.  Y tú no eres estúpido…  Eres único.

Anuncios

3 comentarios el “Un peligro de la New Age: el consumismo espiritual y la adicción a los cursos, terapias o talleres

  1. Jordi Morrós Ribera
    21 de marzo de 2013

    Hola Joaquín.

    Una antropóloga de los USA, Mariana Caplan, tiene un libro muy interesante donde trata entre otras cosas de lo que ella denomina como “materialismo espiritual”, y este post de hoy me lo ha recordado.

    En el siguiente enlace se puede encontrar la referencia del libro y leer alguna página del mismo.

    http://books.google.es/books?id=4sYjMan5mdMC&pg=PA155&lpg=PA155&dq=Caplan+materialismo+espiritual&source=bl&ots=fXWU1T9P3g&sig=b07IPKUmu3wLa7Ue9pjLMlBbvU4&hl=en&sa=X&ei=2idLUcuKLLGM7AbqMw&ved=0CCsQ6AEwAA#v=onepage&q=Caplan%20materialismo%20espiritual&f=false

    • Administrador
      21 de marzo de 2013

      Muchas gracias, Jordi. Prometo echarle un vistazo.

      ¿Encontraste “la ciudad cautiva”?

      • Jordi Morrós Ribera
        21 de marzo de 2013

        Hola Joaquín.

        Justo ahora lo tengo encima de la mesa del despacho, y he empezado a hojearlo.

        Muy interesante, pero requiere tiempo y lectura sosegada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 21 de marzo de 2013 por en meditaciones.
A %d blogueros les gusta esto: