Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

El Dios que se oculta en todas las creencias


dios en todas las religiones

No es la primera vez que traigo a colación un texto de Ibn Arabi.  Me fascina su modo de descubrir a Dios en sus creencias y en las de los demás, promoviendo un respeto interreligioso –basado en nuestras propias limitaciones- del que muchos deberíamos aprender en la actualidad.

“Dios es absoluto o restringido, como a Él le plazca; y el Dios de una creencia religiosa está sujeto a limitaciones porque es el Dios contenido en el corazón de su siervo.  Pero el Dios absoluto no está contenido en ninguna parte.

El creyente ruega al Dios que está contenido en su forma de creencia y con el cual él ha conectado.  Se ruega a sí mismo, ya que su Dios lo ha creado él mismo, y rogar a la obra es rogar a su creador: su excelencia o imperfección pertenecen a quien las ha hecho.  Por eso condena las creencias de los demás, y no debería hacerlo si fuera justo.  Más allá de la duda, el que adora a este Dios particular demuestra ignorancia cuando critica a los demás sobre sus creencias.  Si hubiera entendido el dicho de Junaid, «El color del agua parece del color del vaso que la contiene», no interferiría con las creencias de los demás sino que percibiría a Dios en cada forma y en cada creencia.

Aunque el texto habla por sí mismo, quiero apuntar un aspecto para aquellos que –como yo en su momento- han sido educados en una espiritualidad que hace de la seguridad su pilar fundamental: Ibn Arabi no promueve, en este texto, el relativismo religiosoSólo trata de hacernos tomar conciencia de nuestras limitaciones y de la tendencia que tenemos a crear ídolos en nuestras mentes y espíritus…  Ídolos por los que estamos dispuestos a morir y, lo que es más preocupante, en muchos casos, a matar.

No encerremos a Dios en nuestros límites, mejor abrámonos a su Espíritu…  Seamos receptivos a sus inspiraciones y no tratemos de apropiarnos del que no tiene dueño,  del que tiene un nombre impronunciable…  Recordemos la tesis fundamental de la teología negativa o apofática: nuestra mente humana no es capaz de aprehender la esencia de Dios, sólo puede aproximarse a conocer lo que Dios no es.  No hagamos de nuestras creencias, de nuestras interpretaciones o imaginaciones, fronteras que nos separen de los demás.

En este sentido, termino con unas palabras del Papa Francisco en esa reciente entrevista en la que le interroga Antonio Spadaro S.J, entrevista que ha incendiado las redes sociales, entrevista en la que el Santo Padre -con sus planteamientos y respuestas- tranquiliza esa conciencia que tengo y que no siempre se encuentra cómoda en la heterodoxia:

“Sí, este buscar y encontrar a Dios en todas las cosas deja siempre un margen a la incertidumbre. Debe dejarlo. Si una persona dice que ha encontrado a Dios con certeza total y ni le roza un margen de incertidumbre, algo no va bien. Yo tengo esto por una clave  importante. Si uno tiene respuestas a todas las preguntas, estamos ante una prueba de que Dios no está con él. Quiere decir que es un falso profeta que usa la religión en bien propio. Los grandes guías del pueblo de Dios, como Moisés, siempre han dado espacio a la duda.  Tenemos que hacer espacio al Señor, no a nuestras certezas, hemos de ser humildes. En todo discernimiento verdadero, abierto a la confirmación de la consolación espiritual, está presente la incertidumbre.

El riesgo que existe, pues, en el buscar y hallar a Dios en todas las cosas, son los deseos de ser demasiado explícito, de decir con certeza humana y con arrogancia: ‘Dios está aquí’. Así encontraríamos solo un Dios a medida nuestra. La actitud correcta es la agustiniana: buscar a Dios para hallarlo, y hallarlo para buscarle siempre”

No hagamos dioses a nuestra medida, mejor dejémonos hacer a la medida de Dios.

Anuncios

2 comentarios el “El Dios que se oculta en todas las creencias

  1. jordi_morrós
    2 de octubre de 2013

    Vienen tiempos agitados para según qué espíritus.

    Ahí tienes una muestra, y éste aún es respetuoso dentro de su dureza, y aunque él mismo se defina como “wildcatholic”.

    http://cougarpuma.blogspot.com.es/2013/10/francisco-esta-desnudo.html

    Por estos mundos de Internet me he encontrado algún tradicionalista exaltado y argentino que directamente trata a Francisco de hereje y/o marxista.

    Una buena dosis de silencio y de paciencia para purificar espíritus es lo más recomendable.

    • Administrador
      2 de octubre de 2013

      Cada uno tiene sus tiempos… Confío en que el discernimiento personal termine imponiéndose, despejando miedos, mentiras e incomprensiones. También yo he tenido hoy una alarmante conversación sobre Juan XIII y el Vaticano II. Hay a quien no se convence con argumentos… En estos casos sólo cabe orar para que se haga la luz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 2 de octubre de 2013 por en Citas, meditaciones.
A %d blogueros les gusta esto: