El Amor te mueve


palanca

No es raro -especialmente a principios de semana o tras unas vacaciones- que nos sintamos desmotivados, carentes de fuerza, cansados de la vida, arrastrados por las circunstancias, vagando por una existencia que no regimos ni controlamos.  No desesperes, a casi todos nos ha sucedido alguna vez…  Y es un signo evidente de que estamos haciendo algo mal, de que nuestras metas no son las que deberían ser, de que no hemos tomado el camino correcto, de que tenemos mucho por cambiar.

Porque si no nos despertamos cada mañana entusiasmados –esto es, con Dios dentro- es que no estamos enamorados de lo que hacemos, es que no estamos siguiendo la llamada de nuestra auténtica y más profunda vocación.  Porque cuando uno tiene por meta aquello para lo que ha sido traído a la existencia se siente como el joven que persigue a su amada, ligero, ilusionado, capaz de superar todas las dificultades, dispuesto a comerse el mundo…

¿No te sientes así?  Has errado el camino…  Hay que reencontrarlo.  Piensa: ¿qué es lo que realmente te entusiasma? ¿Qué te hace sentir feliz y pletórico? ¿Qué es lo que te hace levantarte de la cama con energía? ¿Qué hace que el tiempo vuele?  O, como planteaba Alan Watts a sus estudiantes: ¿Qué harías si el dinero no importara? https://meditacionesdeldia.wordpress.com/2013/02/13/video-que-harias-de-tu-vida-si-el-dinero-no-importara/

Puede que hoy seamos personas vulgares, anónimas, del montón…  Pero puedo garantizarte que si encuentras tu lugar en el mundo, si te ocupas en aquello para lo que has nacido, no sólo serás feliz sino que serás célebre porque serás el mejor en ello. 

Pero para ello es preciso que busques tu lugar, que te plantees cuál es realmente tu sueño, que te dejes enamorar por él.  Como decía Platón, “no hay ser humano –por cobarde que sea- que no pueda convertirse en héroe por amor”La senda del héroe no es fácil, pero es la que conduce a la felicidad porque conlleva el máximo desarrollo de las propias potencias y su puesta a disposición de todos aquellos que pueden beneficiarse de ellas.

 

Busca tus sueños, enamórate de esa imagen de un futuro mejor y déjate arrastrar por su fuerza de atracción. Todos los grandes hombres han sido, también, grandes soñadores: los altos ideales, los destinos gloriosos, son como imanes que tiran de ti con fuerza, ayudándote a superar todas las dificultades.  Que tus sueños se transformen en anhelos, que no puedas prescindir de ellos, que no puedas perderlos de vista, que guíen cada uno de tus actos…  El presente –el aquí y ahora- se transforma cuando lo vives conscientemente pero engarzado en el tejido de un manto mucho más amplio.  Como con acierto dijo Antoine de Saint-Exupéry: “Un montón de piedras dejan de ser un montón de piedras en el momento en que un hombre las contempla dibujando dentro de sí la imagen de una catedral”.

Si te lanzas de cabeza a lograr tu sueño te acusarán de loco…  Hasta que lo consigas…  Entonces te considerarán un triunfador y envidiarán “la suerte” que has tenido y que te ha llevado a ser feliz haciendo lo que te gusta.  Nadie recordará tus esfuerzos ni las incomprensiones, los miedos y los fracasos que tuviste que superar.  Sólo verán el resultado: un hombre exitoso y feliz porque se ha encontrado a sí mismo y ha ocupado el lugar que le correspondía en su época, en su mundo, en su vida.  Puede ser ése un lugar en la cumbre de la sociedad u oculto en la tranquilidad y paz de una rupestre planicie…  Cada uno tiene su lugar, su sueño, su destino…  Y a cada uno nos mueve y nos llama, gracias a Dios, algo muy distinto.

Busca eso que te enamora y lánzate sin dudarlo a conquistarlo…  Tienes unas alas que desconoces, una fuerza interior que hasta ahora ha dormido y que ruge por despertar…  La fuerza atractiva del Amor.  Enamórate del que puedes llegar a ser, de lo que puedes llegar a hacer.

Construye tu sueño, no seas esclavo de las circunstancias.  Que el miedo no bloquee la puerta que conduce a tu destino.  No escogiste cuando naciste ni, probablemente, escogerás cuándo vas a morir…  Pero puedes elegir cómo vives, a dónde te diriges.  Sé osado, sueña a lo grande, actúa en lo pequeño…  Darás pasos de gigante hacia tu felicidad…  Y la de quienes te rodeamos.

Te lo debes, nos lo debes.

Atrévete, hazlo.

Anuncios

3 comentarios en “El Amor te mueve

  1. Exactamente es así como me siento, cansada y desmotivada. Me encantaría saber que es aquello que me hace feliz, que me motiva, que haría gratis, pero parece que se me ha olvidado. O tal vez no y sencillamente es que tengo aspiraciones muy altas y no me conformo con hacer sino que lo que quiero es sentir. Porque cuando me planteo qué es lo que me haría feliz lo primero que me viene a la cabeza es “sentirme enamorada” porque en ese estado no existen los límites, todo es posible… Enamorarme del amor, ese parece que es mi sueño pero resulta tan difícil cuando tienes que hacer mil cosas que ocupan tu tiempo.

    Me gusta

  2. Gracias por la motivación, me he vuelto una esclava de las circunstancias que yo sola me impuse, pero quiero seguir buscando algo que me haga feliz después de terminar mi carrera, será un camino largo, pero quiere encontrar ese algo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s