En un minuto se encuentra la eternidad


un minuto

No creo que me equivoque si me aventuro a decir que tú -como yo, como tantos otros- andas realmente justo de tiempo.

Tus quehaceres cotidianos, las cosas urgentes -y no siempre importantes- te roban la vida, te vacían el día de esas experiencias que te llenan, que te desarrollan, que te aportan paz, satisfacción y alegría.

No vivimos nuestra existencia, sino que somos arrastrados por ella.  Ésta ha sido una semana realmente difícil para mí: tanto en lo personal como en lo profesional, no he podido planificar mi día a día ni me ha sido posible trabajar mi plan…  Los sucesos han ido aconteciendo sin parar y sin preguntar, y lo único que he podido hacer ha sido danzar con ellos del mejor modo que he sabido.

Y así llega uno al viernes realmente cansado, reventado…  Y se pregunta: ¿qué he hecho mal?  Y tras meditar un rato se da cuenta: he olvidado que el tiempo es realmente relativo -cualitativo más que cuantitativo- y que, por eso mismo, en un simple minuto puede esconderse la eternidad, una experiencia de plenitud que nos llene de vida y consciencia durante el resto del día. 

Y, ¿qué es, al fin, un minuto?  Todo y nada.  Todos podemos permitirnos “perder” un minuto por muy ajetreados que andemos, y puede resultar la mejor inversión del día si lo dedicamos a vivir conscientemente una experiencia de esas que te dan energía para toda la jornada.

Basta un minuto para llamar a un amigo con el que hace tiempo que no hablas y quedar con él, basta un minuto para dar una sorpresa a tu ser amado que le alegre el resto del día, basta un minuto para contemplar el amanecer, basta un minuto para disfrutar de una buena canción, basta un minuto para prepararle el desayuno a tu pareja y llevárselo a la cama, basta un minuto para escribir una breve nota de amor, basta un minuto para escuchar a quien lo necesita, basta un minuto para hacer el silencio y escuchar la voz que te susurra en tu interior, basta un minuto para leer este blog ( ;O ), basta un minuto para decir “te quiero” y fundirte en un beso o un abrazo que parezca eterno…

Un simple minuto puede cambiarte la jornada, puede darle sentido y alegría a tu día.  Yo lo he pasado por alto estas últimas jornadas…  Y así estoy hoy…  Agotado, roto, cansado, hecho jirones…  Tengo un fin de semana para reponerme…  Y una vida para corregirme.

Que disfrutes del fin de semana… Y que sepamos descubrir la eternidad -y la Vida- en cada instante.  Está ahí, agazapada, esperando a que nos encontremos con ella.  No la hagamos esperar.

Y, con vuestro permiso, voy a tomarme un minuto…

Anuncios

7 comentarios en “En un minuto se encuentra la eternidad

  1. Ese minuto es el que más nos define y el que llena el espacio que la inercia vacía. Mi minuto de hoy es para agradecerte tantas buenas reflexiones compartidas y tantas otras leídas en tu excelente blog. Tened un gran día y cuidaros. Un abrazo

    Me gusta

  2. EN UN MINUTO NO SE PUEDE SINTETIZAR MAYOR VERDAD… vengo siguiendo y “meditando” con tus meditaciones, algunas las comparto a traves de twitter y facebook porque me parecen pueden aportar ayuda en mi circulo de conocidos.. GRACIAS esta de hoy me ha encantado..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s