A mayor riesgo, mayor beneficio


Feet of Diver

El título del post de hoy se corresponde con una frase que me quedó grabada a fuego durante un curso al que me invitaron en ESADE: a mayor riesgo, mayor beneficio.  Obviamente, el profesor Torrecillas nos estaba dando una de las claves propias del mundo de los negocios: si vas a lo seguro, nunca pegarás un gran pelotazo…  Sólo si haces algo que se sale de lo habitual -y, por tanto, algo arriesgado- puedes cosechar un éxito sin precedentes…  O un estrepitoso fracaso.  Tal vez sea ésta la causa de que tantos multimillonarios se hayan arruinado varias veces durante su vida…  Porque se la juegan y, a veces, les sale bien… Pero otras muchas veces les sale mal.  Sin embargo, tras cada caída se levantan, vuelven a luchar, a arriesgar y -en ocasiones- también a ganar.

Ahora bien, sería una pena que limitáramos el margen de acción de esta regla empresarial al ámbito económico, porque este mismo mantra es también aplicable a nuestra existencia cotidiana, a nuestra vida, que es la más importante de nuestras empresas: a mayor riesgo, mayor beneficio.

A menudo vivimos instalados en nuestra zona de confort, en una vida con la que no siempre estamos a gusto pero que nos hace sentir seguros.  Tal vez erramos -en su momento- nuestro camino y tenemos un trabajo que no nos gusta, o una relación que nos mengua como personas, o hemos abandonado nuestra búsqueda intelectual o espiritual y nos sentimos vacíos…  Pero más vale eso que el riesgo -pensamos- y seguimos por un camino que nos conduce hacia el precipicio de la falta de sentido, de la carencia existencial, de una monotonía mecánica carente de vida y emoción.

¡Somos idiotas!  ¿Tendremos que esperar a una profunda crisis, a una ruptura trágica de nuestra zona de confort, para cambiar el rumbo de nuestra vida y dirigirnos hacia un mejor puerto?  Es cierto que la historia está llena de personas mediocres a las que un problema grave les hizo sacar de su interior lo mejor de sí mismos y les ayudó a convertirse en esos grandes hombres que estaban llamados a ser, en gigantes para la historia…  Pero, ¿no sería más fácil que cambiáramos ahora, por convicción, que tener que cambiar más adelante por compulsión?

Aunque con su habitual radicalidad, me gusta como expresa esta misma idea Jon Krakauer:

“Muchas personas viven inmersas en sus infelices circunstancias y, sin embargo, no toman la iniciativa para cambiar su situación, porque están condicionados a una vida de seguridad.  La conformidad y la conservación surgen para proporcionar tranquilidad, pero en realidad no hay nada más perjudicial para el espíritu aventurero que un futuro seguro.

El núcleo básico del espíritu vivo de un hombre es su pasión por la aventura.  La alegría de vivir proviene de nuestros encuentros con nuevas experiencias, y por lo tanto no hay mayor gozo que tener un horizonte sin fin, que cada día salga un sol nuevo y diferente.  Si deseas obtener más de la vida, debes perder tu inclinación por la seguridad monótona y adoptar un estilo de confusión que al principio te hará parecer loco.  Pero una vez que te acostumbras a esta vida, se ve todo su sentido y su increíble belleza”.

Repito, para que no queden dudas, que no siempre coincido con la radicalidad de los planteamientos de Krakauer: creo que uno puede encontrar nuevas experiencias y un nuevo sol en su vida cotidiana sin necesidad de hacer grandes excentricidades, siempre que mire a su alrededor con esa nueva inocencia que te permite percibirlo todo de un modo nuevo; creo que la confusión no siempre es beneficiosa, salvo cuando te permite escapar de una vida sin sentido y te encamina hacia unos días llenos de Vida; creo que es una locura permanecer en según que vidas, y una locura aun mayor escapar de según qué otras…

Eres tú quien tienes que reflexionar…  ¿Tienes la vida que realmente quieres?  Y, si no es así…  ¿Estás dispuesto a arriesgar?  Porque recuerda: a mayor riesgo, mayor beneficio.  Es tu vida, es tu apuesta…  Tú decides…  Elige bien…  Te va la Vida en ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s