Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

El secreto para ayudar con éxito


ayudar-manos-dos

La mayoría de nosotros tiene la experiencia de haber intentado ayudar a alguien…  Y haber terminado con un fracaso rotundo, en una situación peor a la de partida.  Es algo que nos ha sucedido a casi todos, y también a muchas instituciones.

Ante esa situación tenemos dos alternativas: la primera consiste en dejarnos arrastrar por la decepción y la tristeza, encadenándonos a un sentimiento de inutilidad que sólo conduce a la pasividad.  La segunda es preguntarnos por qué nuestro intento de ayudar al otro ha fracasado.  Y una de las mejores respuestas que he encontrado a esta pregunta existencial –porque determina nuestro modo de estar en la existencia- es mérito de Soren Kierkegaard.  Dice así:

Si realmente quieres ayudar a alguien, antes de nada debes descubrir dónde se encuentra y empezar desde allí.  Si no eres capaz de hacer eso, nunca podrás ayudar a otro ser humano.  Ayudar a alguien implica entenderle más de lo que ese alguien se entiende a sí mismo, pero antes de eso debes saber qué es lo que entiende, en qué punto está.

Ayudar a alguien implica entenderle más de lo que ese alguien se entiende a sí mismo, pero con empatía…  El principio me parece de una simplicidad y profundidad impresionantes.

¿Cuántas veces, ante los problemas ajenos, ofrecemos soluciones que se adecuan a nuestro modo de ser y de hacer, pero no a los de quien necesita ayuda?  ¿Cuántas organizaciones internacionales han tratado de ayudar a países del llamado Tercer Mundo exportando nuestro modo occidental de hacer las cosas, nuestro sistema económico y tecnológico, cuando la situación y la estructura de esos países distan siglos de las nuestras?

Debemos bajarnos de nuestro pedestal si queremos ayudar a quien lo necesita.  No se puede ayudar sin humildad, porque la ayuda exige volverse humus, sustrato que ayude a desarrollarse y florecer a quien se encuentra maltrecho.

¿Quieres ayudar con éxito?  Ponte en el lugar del otro, no sólo con tu cabeza sino con tu corazón, trata de experimentar sus emociones, sus miedos, sus ilusiones… Sólo entonces podrás darle la respuesta que necesita, y no un frío cálculo fruto de tu experiencia y situación…  Pero no de las suyas. 

Pruébalo, notarás el cambio…  Pasarás de director a acompañante…  Y cambiarás vidas…  Ayudándole a caminar.

Anuncios

Un comentario el “El secreto para ayudar con éxito

  1. Carmen
    24 de mayo de 2015

    Todo me parece muy interesante… Todavía no he completado la lectura. Te doy las gracias, por ese trabajo hecho para compartir.
    Un abrazo
    Carmen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 de enero de 2014 por en Citas, meditaciones y etiquetada con , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: