Espiritualidad, autoconocimiento y psicoterapia


introspección

No es extraño encontrar autores de probada ortodoxia y buena voluntad que desechan cualquier práctica oriental de meditación o transformación por considerar que se trata de un medio de autoconocimiento o de psicoterapia, pero en ningún caso de una forma de espiritualidad.

Sé que no voy a convencerles en estas breves líneas de lo contrario, pero sí que me gustaría realizar algunas aportaciones que puede que ayuden a algunas almas dubitativas a realizar su discernimiento personal sobre esta cuestión.

Hubo en el siglo IV un conocido monje y asceta cristiano, Evagrio Póntico, que ya recomendaba a sus discípulos: “Si quieres conocer a Dios, aprende primero a conocerte a ti mismo”, porque el autoconocimiento es un paso previo imprescindible -una conditio sine qua non– para que se dé el encuentro con el otro, para que sea posible la entrega de uno mismo a los demás.  Nadie puede dar aquello de lo que carece, no puedes entregarte sin saber quién eres, cómo eres, sin ser plenamente consciente de tus virtudes y vicios, de tus luces y sombras.

Sabemos por la Revelación que somos templos del Espíritu Santo, que Dios se oculta en nuestro interior…  Debemos, por tanto, penetrar en nuestras profundidades para encontrarnos con la imagen de Dios en nosotros, con esa manifestación única que el Absoluto ha hecho de sí mismo en cada uno de nosotros.  Como recuerda Anselm Grün, “Dios quiere nacer en mí de una manera única”…  Y por eso me ha hecho como soy, con mis puntos fuertes y con mis debilidades, con mis virtudes y con mis defectos, con mis dones y mis carencias. “Mi verdadero sí mismo es más que el resultado de mi educación y de mi trabajo sobre mí mismo.  Es algo claramente divino, un misterio, porque Dios mismo se expresa en él de forma única.  Es la imagen originaria que Dios se ha formado de mí.  Es la palabra originaria de Dios de la que habla Romano Guardini, una palabra única y exclusiva para cada ser humano.  Es la palabra que debe hacerse perceptible en el mundo a través de cada persona.  El sí mismo espiritual es esta palabra única e inconfundible de Dios que quiere hacerse visible y audible dentro de mí”.

Por tanto, si queremos descubrir la llamada de Dios en nuestra vida, si queremos atender a nuestra vocación, tenemos que hacer un esfuerzo de autoconocimiento, de reflexión y de transformación para despojarnos de todo aquello que ensucia la mejor imagen de nosotros mismos.  Tenemos que conocernos y aceptarnos para comenzar a caminar por la senda de la espiritualidad que conduce a ese encuentro con Dios en nuestra circunstancia concreta de vida.

No puede haber experiencia religiosa sin autoconocimiento y transformación interior. Espiritualidad y psicoterapia deben caminar de la mano, pero sin confundirse.  No tratemos de resolver conflictos psicológicos a base de rezos ni problemas espirituales a base de terapia. Pero no olvidemos tampoco que quien afirma poseer una profunda espiritualidad, un íntimo encuentro con la Divinidad, sin haberse conocido a sí mismo previamente, corre el terrible y peligroso riesgo de confundir su voluntad y sus propias ideas con las de Dios…  Volviéndose así profeta y fundamentalista de sí mismo. 

No hay peor degeneración de la espiritualidad que ésa. Porque -es una ley propia de la naturaleza- cuando lo más excelso se pervierte, da lugar a los peores monstruos.  A mayor luz, mayores sombras.

Termino citando el famoso grabado que se encontraba en el dintel del templo de Apolo, donde el oráculo de Delfos: “Nosce te ipsum”, conócete a ti mismo.  Lo que no todo el mundo sabe es que la frase completa rezaba así: “Conócete a ti mismo y conocerás al mundo y los dioses”.

Así sea.

Anuncios

5 comentarios en “Espiritualidad, autoconocimiento y psicoterapia

  1. Felicitaciones Joaquín.

    En mi opinión hoy te ha salido un texto digno de un auténtico maestro de novicios, aunque me parece que tu ahora practicas más lo de maestro de tus hijos.

    Hasta la próxima.

    Me gusta

    1. Me alegra saber de ti y comprobar que mantienes el sentido del humor… Lo que no sé yo es si lo de “maestro de novicios” es un piropo o una puya… 😉

      Pero tienes razón, intentando educar a los niños… Ex-ducere… Tratando de sacar de ellos lo mejor que se oculta en su interior… Y puliendo mis propias limitaciones en ese proceso.

      Confío en que no tarde en volver a saber de ti, siempre es un placer encontrarte.

      Un abrazo.

      Me gusta

  2. Durante 15 años estuvo dentro de una comunidad espiritual hinduista nada de secta”que se entienda ” pudiendo entrar y salir como se quiera si quizás … cumpliendo con vegetarianismo y meditaciones como es típica de estas comunidades … con en el paso del tiempo empecé a señor que mientras más me transformaba más me alejaba … eso que dice más arriba a más luz mayores son las sombras .. empecé a alejarme del concepto que La espiritualidad y el proceso mistimanere se revela y quema tus de
    Onios …. siento Hoy que si no hay autoconocimiento si no hay autorrelaizacion todo lo demás queda afuera porque nada se manifiesta por un proceso místico sino por un resultado que solo uno mismo HACE POSIBLE …. miles miles de geaxias por este artículo lo imprimiré y lo dejara en mi mesa de noche esto si es una estampita para rezar antes de dormir

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s