Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

El management de uno mismo


management personal

Tengo algún familiar y conocido que, conociéndome como me conoce, se lleva las manos a la cabeza cuando me encuentra leyendo algún libro sobre teoría del management, sobre dirección de empresas.  Porque -más allá de mi desempeño profesional, que me obliga a mantenerme actualizado y a tratar de hacer cada día las cosas un poco mejor- no deja de chocarle que mis inquietudes metafísicas, espirituales y antropológicas puedan convivir pacíficamente con algo tan mundano como el management.

Sin embargo, ese planteamiento -compartido por más personas de lo que creemos- asume ciertos prejuicios que, en mi opinión, no se adecuan a la realidad.  Y voy a explicar brevemente por qué:

1. El management no trata solamente sobre la dirección de empresas, es una teoría del gobierno…  Y sus planteamientos pueden aplicarse con éxito a las empresas, pero también a cualquier otra organización: a asociaciones, a instituciones, a ciudades, a la familia y a uno mismo.  La dirección, el sentido, resulta algo esencial -como decía Frankl- para cualquier existencia lograda.

2. El ser humano es social por naturaleza, necesita de los demás para sobrevivir y desarrollarse.  Por este motivo, más nos vale aprender a trabajar en equipo, gestionando actitudes y aptitudes, estableciendo metas, estrategias y dinámicas.  ¿No forman parte, todas estas materias, del mejor management?

3.  También en nuestro interior conviven distintos intereses, apetitos e inclinaciones.  De su adecuada gestión depende nuestro desarrollo personal y nuestra felicidad.  Debemos ser “directivos” de nuestra propia existencia -la más importante de nuestras empresas- si no queremos ser arrastrados por una vida desbocada.

Si algo he aprendido de la filosofía, de la metafísica, de la espiritualidad y del esoterismo es que la naturaleza tiene un importante componente holográfico, que tal y como es arriba es abajo, que existen muchos grados de comprensión y que una misma experiencia puede y debe aplicarse -de un modo adecuado- a los distintos niveles de realidad con los que convivimos cada día.  El management no es una excepción: lo que aprendamos sobre el ser humano y el cosmos enriquecerá nuestras teorías de la dirección de empresas y personas, mientras que una profundización en el management nos abrirá nuevas puertas de comprensión -y acción- sobre lo mejor y lo peor de nuestra naturaleza.

No separemos las teorías del management de la más holística antropología, de la ciencia y de la espiritualidad…  Porque la fragmentación acompaña a la muerte mientras que la Vida nos llama a la Unidad.

Aprendamos a gobernarnos a nosotros mismos para ser capaces de gobernar -con humanidad- a los demás.  Preocupémonos por dirigir -con cabeza y corazón- la más importante de las empresas: nuestra propia vida.  Si no somos capaces de lograrlo habremos fracasado en el principal de nuestros cometidos, habremos perdido el tiempo y la oportunidad que se nos ha brindado al traernos a la existencia.  Dirige tu vida y tu empresa con la mirada puesta en el Absoluto, ése es el principio y fundamento, lo demás te será dado por añadidura. ¿Te atreves?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 18 de marzo de 2014 por en meditaciones y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: