El que nada tiene, nada teme


diogenes-y-alejandro-magno nada tiene

Los miedos son fruto del apego, del intento de defender algo que sentimos en peligro…  Por eso es cierta la frase que da título al post de hoy: el que nada tiene, nada teme.

Tal vez por ese motivo las distintas tradiciones religiosas  nos invitan a transitar el camino de la renuncia, del vaciamiento, de la pobreza, del desapego…  Porque ese es -a la vez- el camino de la liberación…  Renunciar a todo para ganarlo todo, paradojas existenciales.

Me gusta como lo expresa el Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Atenágoras I:

“Hay que hacer la guerra más dura, que es la guerra contra uno mismo.  Hay que llegar a desarmarse.  Yo he hecho esta guerra durante muchos años.  Ha sido terrible.  Pero ahora estoy desarmado.  Ya no tengo miedo a nada, ya que el Amor destruye el temor.  Estoy desarmado de la voluntad de tener razón, de justificarme descalificando a los demás.  No estoy en guardia, celosamente crispado sobre mis riquezas.  Acojo y comparto.  No me aferro a mis ideas ni a mis proyectos.  Si me presentan otros mejores, o ni siquiera mejores sino buenos, los acepto sin pesar.  He renunciado a hacer comparaciones.  Lo que es bueno, verdadero, real, para mí siempre es lo mejor.  Por eso ya no tengo miedo.  Cuando ya no se tiene nada, ya no se tiene temor.  Si nos desarmamos, si nos desposeemos, si nos abrimos al hombre-Dios que hace nuevas todas las cosas, nos da un tiempo nuevo en el que todo es posible.  ¡Es la Paz!”.

No es fácil arrojar todo nuestro lastre por la borda, despojarse de los vestidos y adornos que se han vuelto nuestra segunda piel…  Pero sólo así se puede vivir de verdad, ascendiendo a las alturas, a las más elevadas cimas de la existencia…  Viajando ligero de equipaje.

Buen fin de semana.

Anuncios

4 comentarios en “El que nada tiene, nada teme

  1. Para Joaquín.

    Te recomiendo que cuando puedas te pongas al alcance este libro de diálogos con el patriarca Athenagoras.

    http://eocf.free.fr/livre_athenagoras_gal.htm

    Y el entrevistador, Olivier Clément, tampoco tiene desperdicio y tiene una obra teológica amplia y muy recomendable. Todo esto formó parte de mis lecturas de juventud (incluso quizás de una excesiva juventud para su óptima digestión), y sin duda dejaron su huella en mi despertar espiritual.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s