Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

El Cielo y el infierno aquí, ahora


La ultima cima

Voy a transcribir, para terminar la semana, un texto de Pablo Domínguez (el sacerdote sobre el que trata el documental “La última cima”) que servirá de broche de oro a las meditaciones que nos han acompañado estos últimos días.

Nuestro mundo nos ofrece sobrados motivos para la desesperación y para la esperanza, para la Fe y la increencia, para considerarlo un infierno o un anticipo del Paraíso…  El secreto está en nuestro modo de vivirlo…  Y transformarlo con nuestra vida.

Dice así:

“Juan Pablo I, en los poquitos días durante los que fue Papa, tuvo una catequesis con los niños y les estuvo explicando lo que era el Cielo y lo que era el infierno.  

Y les contaba que el infierno era como una mesa espectacular, llena de suculentos manjares.  Unos platos muy apetitosos; y unos colocados frente a otros.  Sólo había una pega: en el infierno los cubiertos son tan grandes que, por más que se intentan meter en el propio plato, no se puede.  Y todo el mundo se desespera: eso es el infierno.  

Y el Cielo es la misma mesa, los mismos platos, las mismas distancias…  Sólo hay una diferencia: cada uno coge del plato del de enfrente y le da de comer al de enfrente; y otro coge de tu plato y te da de comer.  

El Cielo es el reino de la entrega y del amor; el infierno es el reino del egoísmo.  En el infierno todo el mundo mira por sí mismo; y en el Cielo todo el mundo mira por los demás.  Ésta es la diferencia entre el Cielo y el infierno.  Por eso, podemos pasar del Cielo al infierno en un instante.  No hace falta cambiar los platos, ni los cubiertos, ni las personas… ¡Nada! Solamente, lo que hago con las cosas.  

¿Me dedico a entregarme o me dedico a buscarme?”.

Buena pregunta, cuya respuesta no siempre nos gustará.

Buen fin de semana.

Anuncios

2 comentarios el “El Cielo y el infierno aquí, ahora

  1. centroauri
    25 de abril de 2014

    Reblogueó esto en CENTRO AURI.

  2. Francisco
    25 de abril de 2014

    Si. Yo creo que el cielo una vez muertos será la union intima con Dios y con el resto de almas, todos seran como uno solo. El infierno justo lo contrario, seria la distancia infinita con Dios y con todas las demas almas, será una desesperación eterna. El pasar de un cierto cielo a un cierto infierno en un instante aun seria posible mientras estamos en este mundo, pero no seria posible después.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 25 de abril de 2014 por en Citas, meditaciones.
A %d blogueros les gusta esto: