Ese Dios que se esconde… En ti… Con Rilke


rilke

El poema de hoy es muy breve, pero dice mucho.  Pertenece a Rainer María Rilke, y trata sobre esa búsqueda de un Dios al que no vemos ni encontramos si no transformamos nuestro hacer y mirar.

Deja ya de rezar pidiendo un milagro, una prueba clara y evidente de su existencia.  Tu ser es prueba de su Ser, tu bondad es reflejo de la suya.

Deja que arda tu pecho, deja que se inflame tu vida y se llene el mundo de un fuego que calienta pero no quema.

 

No puedes esperar hasta que Dios llegue a ti
y te diga: yo soy
Un Dios que declara su poder
carece de sentido.
Tienes que saber que Dios sopla a través de ti
desde el comienzo,
y si tu pecho arde y nada denota,
entonces está Dios obrando en ti.

Anuncios

Un comentario en “Ese Dios que se esconde… En ti… Con Rilke

  1. Este poema sobre la relación entre Dios y la persona humana todavía puede ser más sorprendente si pensamos que lo escribió alguien que no tuvo precisamente una vida convencional de creyente sino más bien un recorrido vital bastante agitado sentimental y artísticamente hablando.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s