Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

No hay cultura sin culto


mandala

Me gustan los mandalas, esas simbólicas figuras que representan al cosmos y al ser humano (macro y microcosmos) ofreciéndonos un soporte visual para nuestra meditación mediante la experiencia de sus analógicas correspondencias.

Un elemento común a todo mandala es el centro, origen y meta de todo viaje interior, de toda senda iniciática.

Estoy personalmente convencido de que partimos del mismo Absoluto que nos llama desde lo más profundo de nosotros mismos y nos hace sentir sed de Él, sed de Ser.  Pero no te pido que compartas mi convencimiento.

Lo que nadie puede negar, porque es un hecho constatable por experiencia propia y ajena, es que no hay vida que no esté anclada a un centro, que no hay cultura que no se fundamente en un culto a algo o a alguien…  El centro del mandala, el templo situado en el centro de la ciudad ideal, el corazón de la persona que la mantiene con vida y la empuja a vivir más allá de sí misma.

¿Cuál es nuestro centro? ¿Y el de nuestra sociedad? ¿Cual es el pilar de nuestra vida personal y comunitaria?  ¿A qué rendimos culto?  ¿Qué nos constituye?  ¿Cuál es el centro de nuestros intereses y preocupaciones?  ¿Sobre qué pivote orbita nuestra existencia?  Ese centro será nuestro sustento, nuestro pilar…  Su valor será nuestro valor…  Su permanencia y trascendencia será la nuestra.

¿Estamos anclados a un centro que merece la pena, o el centro de nuestro mandala es un gran vacío por el que se escapa -gota a gota- nuestra vida, algo sujeto a cambio y muerte?  ¿Cuál es el motor de tu existencia, de tu día a día?  ¿A dónde te conduce?

Busca tu centro más auténtico, aquél capaz de llenar de luz tu existencia, aquél que te dota de felicidad y belleza, aquél del que todo surge por irradiación, aquél que te lleva a ser quien debes ser mostrando tu mejor rostro, volviéndote mandala -ejemplo- en el que tus semejantes pueden mirarse y descubrir su propia esencia…  Descubriendo, en ti y en ellos mismos, la Presencia que se manifiesta.

Sólo ese centro merece culto, sólo ese centro merece ocupar el altar al que dediques tu vida…  Y sólo ese centro permanecerá eternamente, siempre en el fondo, no siempre en la forma, en medio de la impermanencia que rige nuestro devenir y que tan bellamente se muestra en el arte de la elaboración y destrucción del mandala, imago mundi.

Anuncios

Un comentario el “No hay cultura sin culto

  1. diaeconomina
    10 de junio de 2014

    Gracias por la explicación porque no lo sabía 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10 de junio de 2014 por en meditaciones y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: