Ciegos conversando sobre colores


discusión

Me gusta conversar, encuentro un placer enorme en el acto de descubrir el alma de la otra persona -y la mía propia, por analogía- a través del diálogo.  Pero prácticamente he renunciado al debate -y más aun al público- al que tiempo atrás era tan aficionado, hasta el punto de haber participado en ligas y concursos.

El duelo intelectual a través de la palabra termina siendo, a fin de cuentas, una forma de violencia, un intento de sumisión del otro a través de la brillantez oratoria o de la fuerza de un argumento…  Y, como toda forma de violencia, provoca una inmediata reacción natural en quien la sufre: la autodefensa.  Por ello, poco se gana en Verdad en un debate…  Sólo satisfacer el propio ego o acallar los miedos y dudas que nos reconcomen por dentro.  Porque, a mayor inseguridad, mayor violencia, intransigencia y radicalidad.  Dicen que el alma profunda -como el río de hondo fondo- es silenciosa, mientras que la superficial no deja de hacer ruido…  Y mi experiencia personal me dice que es cierto.

Viene esta introducción a colación de que hace poco acusaron en mi presencia a un conocido de no haber defendido sus creencias cuando fueron atacadas por otra persona durante una conversación.  Parece ser que hizo un intento de explicarse y, ante la virulencia de la respuesta con que se encontró, optó por recomendar un cambio de tema.  Le consideraron un cobarde.  Algunos apologetas de la religión no pueden comprender que no se tome la espada para defender la Cruz…  No recuerdo yo que Cristo hiciera una escabechina de romanos y fariseos al grito de ¡Viva Cristo Rey!

Tal vez porque puedo intuir la coherencia tanto del mártir, del pacifista como del guerrillero, exijo el mismo respeto para todas las formas en que uno decida vivir la defensa de lo que para él es el pilar de su vida.  Así que decidí defender el silencio de mi amigo citando un sermón del Cardenal Newman, a quien ningún defensor de la ortodoxia más tradicional creo que pueda acusar de ser poco apologético.  Dice así:

“No nos debe extrañar que seamos vilipendiados y despreciados por aquellos a quienes les resulta más fácil atacar las creencias de los demás que definir las suyas.  La ignorancia es muy peligrosa.  Cuando, además, cree que sabe, se habla por hablar, por mostrarse hábil, agudo y profundo.  Los que así actúan, hablan a la ligera del Dios Todopoderoso, porque sólo pretenden satisfacer su vanidad y su amor propio.  De ordinario, no tiene sentido discutir con tales personas, ya que, como no han sido educadas para obedecer a su conciencia, refrenar sus pasiones y examinar sus corazones, no se mostrarán de acuerdo con nada de lo que digamos, sino que lo pondrán todo en tela de juicio.  Se mueven en otro terreno, y cuando hablan de religión, son como ciegos conversando sobre colores”.

Mi argumento, esta cita, no causó el efecto deseado…  Sino un recrudecimiento del ataque primero…  También yo callé en ese momento…  No hay peor sordo que el que no quiere oír, ni peor ciego que el esclavo de la religión convertida en ideología.

Sin embargo, el tema no quedará así…  Volveré sobre él cuando estemos a solas, sin más público que nuestras conciencias.  Siempre es más fácil el diálogo cuando no hay espectadores, cuando es de corazón a corazón.  

Renuncio al debate, pero no a la esperanza.

Anuncios

2 comentarios en “Ciegos conversando sobre colores

  1. Hermosa reflexión. ¡Qué inusual experiencia la de poder dialogar al estilo socrático, sin imponer posiciones, sin dar curso a la egolatría del que busca vencer a toda costa, dejando que los argumentos, por radicalmente contradictorios que parezcan, se enriquezcan mutuamente y florezcan en la búsqueda de un pensamiento compartido. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s