Cultivar todo para encontrar el Todo


cultivar todo para encontrar el Todo

No es la primera vez -ni la última- que cito a Raimon Panikkar en este blog.  He dicho -y lo repito- que me encuentro infinítamente cercano a su pensamiento en muchos aspectos, y a una infinita distancia en otros muchos.  Pero cuando resonamos, esa vibración es total y creativa.

Entre lo que nos une se encuentra su afán holístico, su anhelo de totalidad…  Que también es el mío…  Y su visión de la filosofía como un ejercicio espiritual que debe producir en nosotros una metanoia, una auténtica y profunda transformación de quienes somos.

Ahora, que estoy releyendo sus Gifford Lectures gracias a la publicación de sus obras completas (eso sí, en catalán) por Fragmenta Editorial (parece ser que Herder comenzará a publicarlas en castellano sobre el mes de febrero de 2015), he encontrado un par de textos breves que quiero compartir contigo porque me ha parecido que poseen un valor incalculable.  Dicen así (la traducción del catalán es mía):

“La labor del filósofo es poner su mente y su corazón en sintonía con la realidad, permitiendo que el latido del Ser pase a través de su espíritu y, haciéndolo, haga variar su ritmo.  Esto significa que todos los aspirantes a la Sabiduría deben esforzarse por conseguir la pureza de corazón [a partir de la propia gnosis]”.

(…) El conocimiento sensorial pone el fruto en nuestras manos, el conocimiento racional lo parte e, incluso, puede que lo corte a pedazos para que nos resulte más comprensible, pero es el conocimiento intelectual o espiritual el que come y asimila el fruto para que pueda nutrir nuestras vidas.  Ésta es la triple estructura del conocimiento humano.  La experiencia significa comer el fruto, pero para poder asimilarlo debemos abrirlo y prepararlo.  Lo que perseguimos es una experiencia que transforme nuestras vidas y nos incorpore al destino del universo”.

No renunciemos al conocimiento intelectual o espiritual, a esa apertura del tercer ojo que nos permite descubrir el Todo en la parte sin confundir la parte con el Todo.  La filosofía puede ser algo mucho más serio que el juego con entelequias, que el muñir la lógica y la razón, que la masturbación mental contemplando el mundo -todavía de sombras- de las ideas.  Y también la ciencia, como vimos ayer, puede ser mucho más que la constatación de unos hechos…  Podemos descubrir el universo en un grano de arena.

Un nuevo paradigma del conocimiento está surgiendo…  Y transita por esas sendas…  Por las de la unión hierogámica y sintética de los distintos modos de conocer.  ¿Vamos a quedar atrás?  ¿Queremos quedar en la cuneta? ¿Queremos perdernos el viaje que conduce al encuentro con nosotros mismos, con los demás, con el cosmos y con Dios?

Partamos, abandonemos nuestras seguridades…  Porque para ir a donde no conoces hay que ir por donde no conoces (S. Juan de la Cruz)…  A partir de lo que conoces.

Anuncios

2 comentarios en “Cultivar todo para encontrar el Todo

    1. Ignasi, em sembla entendre que no t´has pres bé el meu comentari… No es tractava d’una puntualització político-lingüística sino d’un avís a lectors castellano-parlants per a evitar confusions.
      A més, cal recordar que Pannikar va escriure manuscrits en català, castellà, anglès, italià, alemany… Era un políglota nat que entenia que les llengües són mitjans simbòlics per entendre’ns, no fronteres per a separar-nos.

      Lamento que t’ho hagis pogut prendre com una agressió a la catalanitat de Panikkar, quan no era més que un reconeixement a la magnífica feina de Fragmenta.

      Serveixi una fraternal abraçada per fer-te arribar els meus millors dessitjos.

      _________________________

      Ignasi, me parece entender que no te has tomado bien mi comentario… En ningún caso se trataba de una puntualización político-lingüística sino de un aviso a los lectores castellano-parlantes para evitar confusiones. Creo que es importante recordar que Panikkar escribió manuscritos en catalán, castellano, inglés, italiano, alemán… Era un políglota nato que entendía que las lenguas son medios simbólicos para entendernos, y no fronteras para separarnos a los unos de los otros.

      Lamento que te lo hayas podido tomar como una agresión a la catalanidad de Pannikar, cuando no era más que el reconocimiento a la magnífica labor editorial que está desarrollando Fragmenta en la publicación de su Ópera Omnia.

      Sirva un fraternal abrazo para hacerte llegar mis mejores deseos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s