Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

Abrirse, soltarse, dejarse transformar


alfarero

Cuando me siento ante el ordenador para escribir, trato de plasmar en el texto aquellas meditaciones o experiencias personales que considero que pueden ser comunes a otras personas y que, por eso mismo, pueden ayudarles o enriquecerles de algún modo.

Viví, durante mucho tiempo, la tensión interior entre el que era y el que quería ser; entre mi voluntad y mi capacidad; entre el querer y el poder…  Y, como toda tensión extrema (pues la distancia entre uno y otro polo no es pequeña), la situación me producía dolor, sufrimiento, insatisfacción e, incluso, sentimientos de culpa.  Vanidad de vanidades, soberbia en estado puro, falta de autoconocimiento y humildad, carencia de experiencia interior.

El tiempo me ha ido poniendo en mi sitio y me ha ido enseñando que la transformación personal tiene más que ver con abrirse, con dejarse hacer, con soltar y con recibir, que con un durísimo trabajo de ascesis personal basado en los propios méritos, voluntad y sacrificio antes que con la gratuidad de la gracia.  He tardado, pero finalmente lo he asimilado…  Y me ha ayudado…  Mucho, muchísimo.

Tal vez por este motivo he pensado en terminar la semana con un texto de John Tauler que expresa este mismo descubrimiento de un modo claro y directo  que tal vez me hubiera ayudado a encontrar la paz y a cambiar antes si lo hubiera leído en el pasado.  Te ofrezco a ti esa posibilidad, aprovéchala:

Lo que podemos hacer es bien poco; pero podemos querer y aspirar a grandes cosas.  Así, si un hombre no puede ser grande, sí que puede ser bueno en voluntad; y aquello que, con todo su corazón y mente, amor y deseo, quiera ser, lo es sin duda más sinceramente.  Es poco lo que podemos realizar pero nuestra voluntad y nuestro deseo deben ser grandes.  Más aún, deben crecer hasta que ellos mismos se pierdan en el abismo infinito de Dios.  No es que tengamos que pensar en nuestro interior que queremos ser esto o aquello, como aquel santo o aquel ángel, ya que podemos ser mucho más de lo que podemos concebir o comprender; por eso lo que debemos hacer es entregarnos a Dios, abandonarnos en sus manos y ser totalmente suyos.

Y si no puedes ser totalmente suyo como a ti te gustaría, sé suyo hasta el punto que puedas alcanzar; pero aquello que seas selo del todo y de verdad; y aquello que no puedas ser confórmate con no serlo, con un espíritu sincero de resignación, por el amor de Dios y en Él.  Así por ventura poseerás más de Dios por lo que te falta que por lo que tienes.  Por tanto, sé de Dios; abandónate en sus manos, permite que Él haga en ti, y para ti, y contigo lo que Él quiera; y entonces nada podrá confundirte ni aquí ni en ninguna parte.

Ábrete, suéltate, ponte en sus manos, déjate transformar…  Si te dejas modelar por el Espíritu, terminarás descubriendo el rostro y las manos de Dios al mirarte en el espejo…  E irradiarás su luz a tu alrededor…  Encendiendo Su fuego en el corazón de quienes te rodean.

Tú habrás cambiado, también ellos se transformarán y el mundo -este mundo en el que a menudo da miedo vivir- recuperará la hermosura y la paz para las que fue creado.

Basta con que dejemos de oponer resistencia…  Del barro venimos, dejémonos modelar por las hábiles y amorosas manos de ese divino Alfarero que no deja de trabajarnos, de acariciarnos, de perfeccionarnos...

Cerremos los ojos y preguntémonos íntimamente:  ¿Me voy a dejar hacer?  Verás qué regalo si respondes con un sí.

Buen fin de semana.

Anuncios

2 comentarios el “Abrirse, soltarse, dejarse transformar

  1. diaeconomina
    18 de julio de 2014

    El Señor nos acompaña siempre, hay que escucharle y no perder la fe en El, saber que pase lo que pase El nos da la calma que nos hace falta en ciertos momentos.

    Estoy de acuerdo con usted en todo lo que ha escrito, y es maravilloso ser espiritual, es algo que si todos los humanos experimentaran sería un mundo excepcional, que destellará brillo alrededor de su círculo. Lo deseo!!

    BUEN FIN DE SEMANA!!!

  2. Patricia
    25 de julio de 2014

    Muchas Gracias, en mis fortalezas y debilidades , la que mas se me dificulta hasta ahora (aspiro a conseguirlo) , mi mayor talón de Aquiles, es el no poder expresar esa combinación de mis propias vivencias, percepciones y aprendizajes como lo haces en muchas de las experiencias personales, espirituales, educacionales, y a través de tus lecturas puedo compartir con otros esa idea o mensaje que también quisiera expresar.

    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 18 de julio de 2014 por en Citas, meditaciones y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: