El Cristo más allá del cristianismo


bingen

Hace poco escribí un post ( https://meditacionesdeldia.com/2014/07/17/las-religiones-como-lenguas-de-lo-inefable/) que generó algunos comentarios privados, algún que otro correo electrónico de felicitación…  Y algún tirón de orejas de algún lector.

Lo esperaba, no es algo nuevo, más bien es algo que se repite cada vez que afirmo que la segunda persona de la Santísima Trinidad, el Hijo, Cristo, es ese judío nacido hace poco más de 2000 años…  Pero que también es más, mucho más.

Supongo que mi mención habitual -en esta cuestión- a Panikkar y su “Cristo desconocido del Hinduismo” no debe ayudar mucho a ofrecer una imagen de ortodoxia (o de microdoxia, según expresión de Raimon), pero la verdad es la que es, la diga Agamenón o su porquero.

Sea como fuere, me reafirmo en mi tesis: la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, el Cristo, es el Dios que se manifiesta, y esta manifestación viene dándose desde el origen de nuestros tiempos…  Aunque se encarnara, humanamente, en ese joven nazareno que dio lugar al cristianismo…  Tal y como recitamos en el Credo.

Hoy no me apoyaré en una cita de Panikkar ni de Nicolás de Cusa.  He buscado a alguien que sea menos discutido dentro de las corrientes menos dispuestas al diálogo interreligioso, un Obispo, reconocido por Roma como Santo y Padre de la Iglesia: San Agustín de Hipona.

En su De Retractione, libro I, 13, 3 dice así:

“Lo que se llama religión cristiana existía en la antigüedad y nunca dejó de existir, desde el inicio del género humano, hasta que Cristo llegó en la carne, y a partir de ese momento la verdadera Religión, que ya existía, empezó a ser llamada Cristiana”.

No está mal comprobar, una vez más, que afirmaciones que me han costado alguna vez el cariñoso apelativo de heterodoxo son compartidas, desde el origen de nuestra tradición, por quienes se supone que han ayudado a conformar el poso de la Fe, eso que algunos se empeñan en denominar ordoxia.

Tranquiliza los escrúpulos del alma el comprobar que no vas por libre, que -a menudo sin saberlo- sigues los pasos de quienes pereqrinaron antes que tú en pos del Absoluto.  Nada nuevo bajo el sol…

Sorpresas te da la vida, sorpresas encuentras al bucear entre los clásicos…  Sorpresas, enseñanzas y paz.  Muchas palabras, muchas aproximaciones, muchos caminos, muchas imágenes de una realidad que nos supera… Siempre.

Anuncios

5 comentarios en “El Cristo más allá del cristianismo

  1. Querido amigo,
    Lo que dice san agustin no es exactamente lo que usted dice. Para usted Jesus digamos que no es perfecto Dios, sino mas bien una manifestacion de El o de la Segunda Persona(he creido entender). Pero por ese parrafo que leo de San Agustin, el no cree eso. Yo creo que, obviamente, la Segunda Persona existía antes que el hombre Jesús pero eso no quita creer tb que Jesus era perfecto Dios(no solo una manifestacion o encarnación de El sino que la Seguna Persona y el hombre Jesus eran y son una solacosa desde la encarnacion de la Seguna Persona) y perfecto Hombre.
    Saludos

    Me gusta

    1. Para sintetizar mi posición, sólo por aclarar, no por entrar en polémica: entiendo que la Segunda Persona de la Santísima Trinidad es perfecto Dios que se manifiesta. Y que en Jesús ese perfecto Dios se manifiesta con las limitaciones propias de la forma humana… Aunque sea perfecto Dios y perfecto hombre. Gracias, Francisco, por ofrecerme la oportunidad de aclarar mi posición. Unsaludo

      Me gusta

  2. Ya he puesto un comentario en otras de sus meditaciones, creo que sus reflexiones tienen mucho de esnobismo, es como ahora se hace tanto, tener una religión a la carta y ahí creo que está sus originalidades: lo que ahora se quiere llevar tanto, salirse del tiesto, pero con algo, diríamos, muy sorprendente, pero fuera de lo común.
    De verdad D. Joaquín no sé qué cristianismo es el suyo, pero perderse en disquisiciones, sí que es evidente.
    Preferiría que me borrara de su lista de archivo
    Gracias
    Un saludo

    Me gusta

    1. Estimado Juan Antonio, aunque evidentemente no comparto su valoración sobre mi espiritualidad, entiendo que pueda tener una sensibilidad distinta de la mía… Y no por ello voy a criticarla, ni mucho menos a usted.

      Respecto a borrarse de la lista de distribución, puede hacerlo usted mismo del mismo modo en que se dio de alta. Basta con hacer clic en seguir-dejar de seguir este blog. Un saludo. Joaquín

      Me gusta

  3. Yo no soy experto en San Agustín pero por lo poco que conozco entiendo que en “Retractiones” lo que hizo fue una revisión de sus primeras obras y donde supongo que también debió revisar su curriculum filosófico que había incluido el maniqueísmo y el escepticismo (la cita que recoge Joaquín si os fijáis tiene un indudable aroma de entroncar la aparición del cristianismo con la evolución desde la antigüedad).

    Ahora bien hacer coincidir a San Agustín de Hipona con Raimon Panikkar entiendo que es casi una pirueta con triple salto mortal. Cada cual es hijo de su tiempo, y nos guste más o menos es bastante evidente que San Agustín ha dado pie a la base filosófica del catolicismo en sus aspectos más institucionales y eclesiásticos, e incluso ha servido de inspiración filosófica a las aportaciones críticas con el catolicismo de Martín Lutero (monje agustino, no lo olvidemos) y Juan Calvino respecto a la justificación y a la predestinación.

    Y dicho todo esto comparto con Joaquín que volver a los clásicos es un ejercicio de gran salubridad espiritual e intelectual, y nada mejor que la parada veraniega para estos menesteres.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s