Corazones de piedra


corazón de piedra

Hay personas que nos decepcionan y, al hacerlo, nos causan mucho más daño del que pensamos…  Endurecen nuestro corazón, lo insensibilizan, lo inutilizan para el amor y la comprensión, lo transmutan en piedra.  Y el corazón de piedra sólo entiende de una cosa: de lapidaciones.

Debemos proteger nuestro corazón, alimentarlo cada día con aquel cariño, afecto y entrega que lo mantiene permeable a lo mejor del ser humano…  Porque si se transforma en piedra que arrojar, sólo cabe la violencia, el dolor, la muerte, la pérdida, la inhumanidad.

Cultivemos el corazón, no dejemos que se endurezca…  Porque en el fondo de todo corazón benevolente se encuentra la semilla de un mundo mejor, de una vida más completa y feliz…  De ese Paraíso perdido que no dejamos de buscar y anhelar.

Vuelve al corazón, a su ritmo, al dar y recibir, al llenarse y vaciarse…  Siente misericordia hacia los demás, pon tu corazón en sus miserias y reconócete en ellas…  Esa experiencia te volverá más comprensivo, menos duro…  Porque no somos tan distintos…  Todos erramos, y todos precisamos comprensión y perdón.

Cultivemos un corazón capaz de amar, de abrazar…  Y no de golpear o apedrear…  Nos va la vida en ello.

Anuncios

2 comentarios en “Corazones de piedra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s