La paternidad como vía espiritual


paternidad

Meditábamos ayer sobre la importancia del entorno, de la tribu, para el desarrollo de nuestro ser más auténtico.  Hoy quisiera concretar un poco más en esa reflexión citando un texto de Francesc Torralba en el que se nos introduce en la importancia -para nosotros y para nuestros hijos- de la familia como tribu primera, y de la paternidad como vía espiritual, como vocación personal que nos encamina hacia lo mejor de nosotros mismos.  El texto dice así:

“Acoger la nueva vida es abrazarla, acariciarla; es instalarla en un entorno agradable y propicio para su crecimiento.  Tiene sentido velar por la salud de la esfera, porque sin esfera el nuevo ser no puede vivir.

Nos damos cuenta del valor que tiene la acogida cuando hemos peregrinado largamente por el desierto y hemos sentido la aridez de la intemperie.  Entonces, cuando en propia piel hemos sufrido esta experiencia, cuando nos hemos sentido abandonados, dejados de la mano de Dios, expuestos a todo tipo de males, comprendemos el sentido que tiene acoger al otro y ofrecerle todo lo que tenemos al alcance, para que se sienta agradablemente instalado.

Engendrar una persona es hacer emerger un universo de posibilidades inauditas, es descubrir un tesoro de inmenso valor, desvelar un enigma, hacer brotar un mundo excelso pero, a la vez, extremadamente frágil, tan limitado como un vaso de arcilla.

Tiene sentido ser padres, asumir la responsabilidad de proteger y sostener una vida frágil.  Esta tarea implica necesariamente renunciar a espacios y a atiempos personales; exige necesariamente la práctica ascética de vaciarse de uno mismo para dejar espacio al otro y luchar día a día contra el pequeño tirano que llevamos dentro.  Acoger es dar espacio y tiempo, abrir las puertas del feudo al otro, descentrarse, desposeerse.  Ser padres es aprender a olvidarse de uno mismo”.

Puede decirse más alto pero no más claro: ser padre es mucho más que poner una semillita en mamá, es descubrir la semilla que cada uno de nuestros hijos lleva dentro y convertirnos en el abono necesario para que dé frutos, y frutos en abundancia…  Aunque nos vaya la vida en ello.  Fue nuestra elección, hoy es nuestra responsabilidad…  No la desatendamos.

Anuncios

Un comentario en “La paternidad como vía espiritual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s