En torno a la escritura meditativa


jiddu-krishnamurti-bajo-el-cedro-en-brockwood-park-octubre-de-1984

Por las mañanas, antes de hacer mis lecturas diarias y de escribir mi post, hago un rato de meditación “al estilo oriental” para serenar la mente y abrir el espíritu a cuanto me quiera ser dado.  Sólo después tomo los textos, los leo, reflexiono en torno a ellos y los paladeo en una meditación contemplativa para escuchar qué me dicen, a mí, en ese momento de mi vida.

¿Por qué lo hago así?  Porque me funciona, porque me enriquece, porque me hace crecer.

¿Y por qué me funciona?  Lo he pensado en distintas ocasiones, he encontrado distintas explicaciones…  Pero hoy he leído una que da Krishnamurti y que me ha parecido interesante compartir contigo.  Dice así:

“Uno solo puede conocerse a sí mismo cuando no sabe, no calcula, no se protege, no busca constantemente guiar, transformar, dominar, controlar; cuando se ve a sí mismo de improviso, es decir, cuando la mente no tiene ideas preconcebidas de sí misma, cuando está abierta, cuando no pretende encontrar lo desconocido. (…) La espontaneidad solo llega cuando el intelecto está desprevenido, cuando no se protege, cuando no tiene miedo de sí mismo, (…) cuando no interviene la voluntad como un proceso del intelecto que controla y dirige.

(…)  El proceso de pensar es la respuesta de la memoria, (…) miramos cada experiencia a través de los recuerdos del pasado y, por tanto, nunca afrontamos lo nuevo como nuevo, siempre lo hacemos con la pantalla de lo viejo.  En consecuencia, esta claro que nuestra respuesta a una experiencia está condicionada, es siempre limitada.  (…) Nuestro pensar está condicionado por el pasado, el cual se proyecta hacia el futuro.  Así, el pensamiento es la reacción de una mente condicionada por la experiencia, es la respuesta de la memoria, y la memoria es mecánica.  Este conocimiento es siempre incompleto, y todo pensar que nace de este conocimiento es limitado, parcial; nunca es libre”.

¿Quieres pensar libremente? ¿Quieres descubrir nuevos mundos de sentido?  Cierra los ojos, acalla los pensamientos y deja que aflore la Realidad, sin velos ni sonidos de fondo…  El Ser en toda su hermosa sencillez…  Y disfrútalo, siente la conexión, descúbrete en cuanto es…  Comprobarás que todo es nuevo, y todo es eterno.

No cambiaremos de vida desde nuestra mente, transformaremos nuestra existencia desde lo que los clásicos llamaban el corazón…  El alma, la puerta que conduce al Espíritu…  El umbral del Absoluto en nuestra concreción, la llamada del Ser a nuestra existencia.

Guardemos silencio para escuchar, cerremos los ojos para ver más allá de la apariencia…  Dediquemos un tiempo a meditar para ser y estar, para vivir y disfrutar…

Guardemos silencio antes de decir y escribir…  Pues toda palabra que no surge del silencio no es más que ruido…  Un ruido que bien nos podríamos ahorrar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s