Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

Marcel Légaut y las familias espirituales


marcel legaut

Hace poco que descubrí a Marcel Légaut, un auténtico renunciante occidental que abandonó su cátedra de matemáticas en París para irse a vivir como pastor a los pre-alpes, persiguiendo en esas alturas la cima de la humanidad y de su sentido.  Leo algunos de sus textos en ratos muertos, muchas veces al azar, y en ocasiones los utilizo como soporte de mis propias meditaciones del día.

Voy a terminar la semana citándole porque me he topado hoy con un texto suyo que trata sobre la misma temática que tratamos el lunes: la búsqueda de la tribu o, como él lo denomina, los linajes o las familias espirituales.  Así que cerraremos el círculo semanal meditando el viernes sobre la misma cuestión a la que dedicamos el comienzo de la semana, aunque esta vez en palabras de una autoridad como Légaut:

“El encuentro entre dos seres espiritualmente afines vivifica especialmente la búsqueda propiamente humana, que es personal tanto por su naturaleza como por su objeto.  Espontáneamente ambos se reconocen y, acto seguido, entran en comunión con toda llaneza.  Para ser eficaz, su encuentro no tiene por qué prolongarse o renovarse.  Una vez iniciado, el reconocimiento mutuo se desarrolla y ahonda por sí solo.  Su comunión, más que incrementar el saber, alimenta las intuiciones; hace que la comprensión sea más penetrante, más rápida, más aérea.  Con mucha frecuencia es así como a un hombre se le despierta, y como le nacen, porque se le dan, tanto el deseo como la posibilidad de consagrarse a este tipo de búsqueda, tan distinta de las actividades ordinarias y de lo que suele hacerse a su alrededor,

Tales buscadores se pasan la antorcha más por lo que son que por lo que hacen.  Ninguna sociedad puede engendrar esos linajes espirituales ni ulteriormente organizarlos para extenderlos.  Ninguna sociedad puede dominarlos.  En consecuencia, esas familias según el espíritu permanecen casi clandestinas.  Sin tender en absoluto hacia el esoterismo, sólo sus miembros las conocen.  Para los demás son incomprensibles, si no inconcebibles, por ser demasiado extrañas a las corrientes ideológicas de la época”.

Y tú, ¿vas a tomar el relevo?  ¿Recogerás la antorcha para la que has sido destinado y prenderás el mundo con su luz y calor?  Fuego he venido a traer al mundo, ¿que voy a querer sino que arda?

Te deseo un buen fin de semana.

Anuncios

2 comentarios el “Marcel Légaut y las familias espirituales

  1. jordi_morrós
    12 de septiembre de 2014

    Hola Joaquin.

    Compartimos un mismo interés respecto a esta figura que yo descubrí de muy joven (unos 14 años incluso antes de su fallecimiento) y con el que siempre he tenido la sensación de que nunca me he acabado de sumergir en su obra aunque haya leído algunos de sus escritos, y en particular “El hombre en busca de su humanidad”.

    Aquí en España tiene una asociación dedicada a divulgar su obra

    http://www.marcellegaut.org/

    Hasta la próxima.

    • Joaquín Muñoz Traver
      12 de septiembre de 2014

      Gracias, Jordi, por la referencia… Se te encontraba a faltar… Siguen las sintonías… Y los encuentros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 12 de septiembre de 2014 por en Citas, meditaciones y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: