Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

Planificando el trabajo, improvisando la vida


padre hijo

Hace unos días, mantuve una conversación con un conocido que no he podido quitarme de la cabeza hasta hoy.  Y voy a explicarte por qué.  Se trataba de una reunión de trabajo -él es responsable de Grandes Cuentas de una empresa líder en su sector- y, tras exponerme cuál era la situación actual, su pronóstico, su propuesta de colaboración y las estrategias que habían preparado para establecer una relación en la que todos ganáramos, nos permitimos hablar -durante unos breves minutos- sobre lo divino y lo humano.  Y fue justo aquí, al entrar en el terreno de lo personal, donde me quedé helado…

Me explicó que tenía un hijo adolescente y que, como la mayoría de los que transitan por ese periodo de búsqueda que es la pubertad, estaba para regalarlo…  Que todo eran problemas…  Y que la juventud de hoy no es como la de hace 20 años, que parece que vayan acelerados, que todo llega antes, que hay más peligros de los que nunca conocimos nosotros, que lo tienen todo a su alcance…  Como que yo tengo cinco hijos que todavía no han llegado a esa etapa, no pude menos que dejarme llevar por mi interés como padre y preguntarle: “¿Y cómo lo haces para que siga bien encaminado? ¿Algún consejo?”.  No estaba preparado para la respuesta: “Nada, ves improvisando…  Sobre la marcha”.

¿Improvisando?  ¿Me lo decía el mismo que tenía absolutamente analizada, estudiada, preparada y planificada su estrategia empresarial a 5 años vista?  Está claro que siempre hay que dejar un espacio a los imprevistos, que hay que tener cintura para enfrentarse a las sorpresas…  Pero soy de la opinión de que, si reflexiono y organizo mi trabajo, no puedo hacer menos que dedicar el mismo tiempo y esfuerzo -como mínimo- para preocuparme por mi vida y las de quienes me rodean.  ¡Que es más importante vivir que trabajar!

¿Que pensará su hijo si algún día descubre que su padre dedica entre ocho y doce horas diarias al trabajo, mientras que no ocupa un instante en pensar en el presente y el futuro de su hijo mas que cuando hay un problema y, entonces, por si fuera poco con lo anterior, improvisa?  ¿Qué hijo no agradece el percibir -aunque en el momento pueda incluso molestar- que sus padres le dedican una parte importante de su tiempo, que resulta una prioridad para ellos, que es la empresa más importante de sus vidas?

Me dejó triste esa conversación…  Me sentí tocado porque, en el fondo, es un riesgo que todos padecemos: pasar por la vida improvisando, inconscientemente, dejándonos llevar por los acontecimientos…  No me cansaré de repetirlo: sólo vive el que lo hace conscientemente, el que sabe a dónde va y toma el timón de su existir para tratar de encaminarse hacia su Destino.

No improvises si no es imprescindible, dedica tiempo a organizar tu existir y a preocuparte por aquellos a quienes quieres…  No hay mejor forma de demostrar el amor que dedicarte al otro…  Y demostrarle que está por encima de todo, incluso de tu trabajo…  Que las personan están antes y por encima de las cosas y que la felicidad de tus seres queridos es la más importante de tus empresas.

Pruébalo, no hay otro camino hacia la felicidad y el auténtico éxito…  Vive y ayuda a vivir con consciencia.

P.D para padres: decía Antonio Blay que es mucho más eficaz educar a un niño que arreglar a un adulto…  No lo olvidemos.

Anuncios

2 comentarios el “Planificando el trabajo, improvisando la vida

  1. diaeconomina
    7 de octubre de 2014

    Reblogueó esto en EcoSinVozy comentado:
    A veces uno no se da cuenta o no quiere ver lo que realmente es importante en la vida, es así, pero me anima pensar que no todo el mundo pasa por la vida cegándose por el trabajo, el dinero, lo material…

  2. Gaviota
    8 de octubre de 2014

    Y se vive ciego durante años, hasta que algo nos abre los ojos y nos preguntamos que hicimos con nuestra vida que está tan vacía?
    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 22 de septiembre de 2014 por en meditaciones y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: