Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

Atreverse a pensar con originalidad


pensar creativamente

El ser humano tiene el don de la memoria, somos lo que somos subiéndonos sobre los hombros de quienes nos han antecedido.  Es importante atender a nuestro humus histórico y cultural, digerirlo, hacerlo nuestro, integrarlo, transformarlo y participar en su desarrollo.

Tan necio es quien olvida a todos los sabios que en el mundo han sido como quien se limita a citar las sentencias de los grandes pensadores del pasado.  Ellos deben ser nuestro punto de partida, nuestro alimento, no nuestra cárcel.  A partir de ellos podemos y debemos crecer, desarrollarnos.  No hay que dejarse cegar por el esplendor que envuelve a los próceres del ayer, más bien hay que dejar que iluminen nuestro camino para que podamos seguir avanzando, dando pasos adelante, llegando más allá de lo que ellos nunca fueron.

La Sabiduría no se agota en ninguna de sus manifestaciones, y las expresiones propias del mundo antiguo cobran todo su sentido atendiendo a las circunstancias en las que germinaron.  Hoy es precisa una nueva expresión,  un nuevo lenguaje, hay que buscar cómo adecuar el decir sobre el Ser de las cosas al mundo en el que nos ha tocado vivir.  No podemos mantenernos en la seguridad de lo ya dicho, hay que atreverse a pensar con originalidad y arriesgarse a equivocarse…  Debemos tener bien claro que no somos portadores de verdades sino de puntos de vista, de opiniones, de doxa, de imperfectas aproximaciones al Absoluto.  Pero no por ello debemos renunciar, no por ser incapaces de decir la última palabra sobre el Todo debemos callar…

Puedo garantizarte -por experiencia propia- la extraña sensación que surge en tu interior cuando escuchas en voz ajena lo que tú hace tiempo que vienes pensando pero no te has atrevido a expresar, extraña conjunción del gozo de la sintonía con lo expuesto y del desprecio hacia el propio temor, hacia la propia miseria, hacia la falta de autoestima que no permitió dar a luz -en su momento- aquel conocimiento que pugnaba por salir de nosotros.

No nos avergoncemos de nuestras opiniones, sólo si aceptamos la posibilidad de equivocarnos tendremos también la ocasión de acertar.  Atrevámonos a pensar con originalidad…  Esto es, de un modo creativo que parta de nuestros orígenes para -animado e impulsado por ellos-  llegar mucho más allá de lo que nunca nadie ha ido…  Esa es toda una aventura, una senda del héroe que nos está llamando para que la recorramos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 6 de octubre de 2014 por en meditaciones y etiquetada con , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: