No callar, no ocultar


callar

Los problemas hay que hablarlos, callarlos sólo los enquista.  Si alguien nos molesta, debemos hacérselo saber con cariño, para que no se repita…

No callar, no ocultar…  Porque si callamos u ocultamos estamos atentando contra la salud de nuestra relación.  De adolescente se me grabaron a fuego estos versos de Bécquer que todavía hoy puedo recitar de memoria…  Sabrá Dios cuántos problemas serios me habrán evitado:

Asomaba a sus ojos una lágrima
y a mi labio una frase de perdón;
habló el orgullo y se enjugó su llanto,
y la frase en mis labios expiró.

Yo voy por un camino; ella, por otro;
pero, al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: —¿Por qué callé aquel día?
Y ella dirá: —¿Por qué no lloré yo?

Ábrete a quienes te aman, no te guardes aquello que te puede dañar.  Si compartes las alegrías, ¿por qué no hacer lo mismo con la tristeza, las heridas y las preocupaciones?  Te lo aseguro…  Todo sana antes si es compartido con amor…  Y duele menos que arrancarte el esparadrapo de los labios.

Que pases un muy buen fin de semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.