Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

La vuelta a las catacumbas


catacumbas

Por fin estoy de vuelta, regresan las Meditaciones del día.  He estado ausente de la red más tiempo del previsto, el que me ha resultado imprescindible para estar más presente.  Necesitaba afinar mi instrumento, armonizarlo en y con el Silencio.  Me ha llevado muchos días, pero ese trabajo interior ha sido muy fecundo.

Este retiro voluntario no ha sido una huida del mundanal ruido sino un apartamiento para regresar con el corazón y el alma llenos de experiencias que compartir con todos vosotros.  Cuanto más complicados son los días, más reparadoras necesitamos que sean sus noches…  Lo han sido.

Estas largas jornadas en las que no he escrito, sino que me he limitado a escuchar, me han hecho pensar en aquellos primeros cristianos que -en época de persecución- bajaban a encontrarse a las catacumbas.  Durante años pensé que allí se recluían y ocultaban para evitar ser apresados y martirizados…  Sin darme cuenta de que esa versión de los hechos difícilmente podía casar con la valentía con que después se entregaban a la muerte -incluso cantando- pese a que ser devorado por las fieras no sólo debe ser un espectáculo horroroso sino terriblemente doloroso.  No, los cristianos bajaban a las catacumbas para encontrarse unos con los otros y, todos ellos, con Aquél que les congregaba…  Con su Dios.  Las catacumbas eran el útero de la tierra en el que retomaban fuerzas y se preparaban para volver al mundo con su mejor rostro, con el que aquél precisaba.

Ojalá todos nosotros seamos capaces de buscar ese lugar que nos conecta con la Fuente de Vida, de encontrarlo, de reunir el valor para ir a él cuando lo necesitemos, de dejarnos transformar por su caricia y de regresar al mundo de un modo nuevo, más fieles a nosotros mismos, más dispuestos a ocupar el lugar que nos está reservado en la historia desde el principio de los principios.

Estoy de vuelta, lo estaba deseando.  Y confío en regresar algo más transparente, más translúcido, para que lo que escriba no sean tanto mis palabras o pensamientos sino los susurros de Quien nos habla a cada uno desde lo más profundo del corazón…  Nos vemos en las catacumbas, nos encontramos en la Meditación del día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 9 de marzo de 2015 por en meditaciones y etiquetada con , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: