Un ser humano destrozado no puede reparar un mundo hecho trizas


curar el mundo

Vivimos en un mundo, en una sociedad, que tiene preocupantes semejanzas con lo que el hinduismo denomina el Kali Yuga, la época oscura, convulsa, la era de la destrucción previa a un nuevo nacimiento.

Asomarse a los medios de comunicación supone toparse de bruces con lo peor del ser humano, con nuestras mayores miserias.  Parece que el vicio y el egoísmo campan a sus anchas mientras que la bondad y la virtud han sido relegadas al gueto.

Nuestra élite social no se corresponde con nuestra élite moral, por lo que sus decisiones son motivadas por apetitos o intereses personales y no por la persecución de lo que los clásicos denominaban el Bien Común.  Personas incapaces de regirse a sí mismas, pretenden conducirnos a la mejor de las sociedades posibles.  Olvidan que un ciego no puede conducir a otro ciego…  Y que mil normas no suplen a un hombre íntegro.

No necesitamos más leyes, ni más control…  Es preciso invertir en esa educación -y no sólo infantil, sino también para nosotros los adultos- que es el germen de la auténtica libertad, de esa capacidad para escoger conscientemente -en cada momento- aquello que más nos conviene, aquello que nos hará crecer como personas.

Pero no cualquiera puede tomar sobre sus hombros esa responsabilidad.  Es preciso que los sabios -que los hombres íntegros que han dedicado su vida al servicio de lo Uno, Bello y Bueno- den un paso al frente para ayudar a que los demás saboreemos lo mejor de la vida.  Porque ya está bien de alimentarnos de miserias.

Debemos recomponer nuestra humanidad, aunque necesitemos ayuda para lograrlo.  Porque ningún ser humano destrozado puede reparar un mundo que se encuentra hecho trizas.  Es de sentido común, lo no olvidemos.

Anuncios

Un comentario en “Un ser humano destrozado no puede reparar un mundo hecho trizas

  1. No conozco con precisión que es lo que afirma el Kali Yuga (y además según Wikipedia no se ponen de acuerdo sonre su ubicación en el tiempo) , pero en la historia de la humanidad que tenemos reportada, ¿ha habido alguna época en que el vicio y el egoísmo dejaran de campar a sus anchas mientras que la bondad y la virtud eran relegadas al gueto? No creo que los tiempos actuales sean mucho peores que otros, excepto quizás en los temas que afectan a la sostenibilidad del planeta que ahí si que hace tiempo que ya se han cruzado las correspondientes líneas rojas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s