De Istadevatas, Vírgenes y Santos


Jerusalén-celestial

Hay una noción del hinduismo que me parece particularmente interesante y fructífera para un católico: la idea de Istadevata.  Ésta, aunque suele traducirse como divinidad de elección, hace referencia a la imagen de Dios -o de la Divinidad- más adecuada a la naturaleza íntima del creyente o practicante.  No se trata de algo que elijas, por tanto, por capricho…  Sino de algo que -de algún modo-te elige a ti.

Me explico: cada uno de nosotros nace con unas particulares características intelectuales, psíquicas, emotivas y espirituales que le hacen vibrar -o sintonizar- interiormente con unas expresiones de lo sagrado y no con otras.

Dios es un Absoluto que se manifiesta bajo mil máscaras, pero ninguna de ellas agota su esencia, su Ser.  Cada una de esas máscaras es un icono, una puerta de acceso a la experiencia de su Trascendencia e Inmanencia.  Y cada uno de nosotros tiene una llave, una llave que sólo encaja y abre la cerradura adecuada.  Por ese motivo es tan importante la búsqueda espiritual, que no es más que el proceso de ir probando nuestra llave en distintas cerraduras, hasta dar con la puerta adecuada, logrando que ésta se abra y nos dé acceso a esa Realidad de la que sólo sabíamos de oídas.

En una lectura rápida de lo anterior, puede parecer que la idea de Istadevata sólo es práctica para tradiciones supuestamente politeístas, como el hinduismo.  Pero si lo miramos con mayor atención, veremos que también los católicos tenemos un equivalente homeomórfico en la pluralidad de nuestras Vírgenes y santos.

¿Acaso todas las advocaciones de la Virgen no hacen referencia a la misma madre de Dios?  ¿Son Vírgenes distintas la Macarena, la del Rocío, la de Montserrat, la de Lourdes o la de la Vall de Núria?  No, todas ellas son distintas imágenes para una misma Virgen, a la que ninguna de ellas agota.  Son como las distintas facetas de la talla de un diamante, capaces de reflejar su Luz desde distintos ángulos…  Y así deben ser entendidas.

Algo parecido sucede con la inmensa lista de personajes que forman parte de nuestro Santoral.  Ninguno de ellos agota la Santidad en sí, pero cada uno la representa en alguna de sus facetas…  Porque hay santos que se asemejan entre ellos como un huevo a una castaña…  ¿O no?  Pero cada uno de ellos tiene su propio carisma, y enciende el corazón de quienes sienten su misma llamada -su vocación- animándoles a seguir su particular camino de desarrollo personal y espiritual (que, como veíamos ayer, no pueden distinguirse)

Esta pluralidad de imágenes, en lugar de confundirnos, debe ser integrada como un regalo y como una propuesta de respeto al diferente.  Porque no hay oposición entre las distintas manifestaciones del Misterio, entre los distintos Istadevatas, Vírgenes o Santos.  La relación entre ellos es de complementariedad.  Son algo así como los distintos colores que permiten crear la fantástica obra que es la Vida.  Y, si queremos también nosotros participar de ella, más nos vale descubrir cuál es nuestro color, identificarnos con él y llenar el mundo con su brillo.  Porque, prestemos atención, doce son las puertas por las que se accede a la Jerusalén Celestial, como doce son los meses y los signos zodiacales.

No olvides que tienes una llave en tu interior, y que hay una cerradura aguardándote.  Cuando des con ella y se abra la puerta, habrás acercado un paso más el Paraíso a la tierra.  No temas, Dios te espera, te está aguardando a ti, con todas tus rarezas y peculiaridades…  Y no te espera de cualquier modo, lo hace bajo un rostro especialmente manifestado para enamorarte y llevarte a la Unidad.

Anuncios

Un comentario en “De Istadevatas, Vírgenes y Santos

  1. El concepto de Iṣṭa-devatā se refiere a Brahman, concepto de ser supremo de la Filosofía Vedanta, no se refiere a Dios, ni al Cristianismo.
    Brahman no es Dios; ningún otro concepto hindú de ser supremo es igual a Dios.
    Brahman y la creación son lo mismo. Dios es el Creador no la creación.
    No existe un mismo ser supremo para todas las religiones, muchas ni siquiera tienen creencia en un ser supremo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s