Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

Si debo aferrarme a algo, te escojo a Ti (o a ti)


encerrada1

Existe entre algunos budistas la tendencia a asociar el sufrimiento con el deseo cuando, atendiendo al mensaje del Buda, entiendo que lo más adecuado sería relacionarlo con el apego.

Las cosas que nos rodean -como nosotros mismos, en nuestra existencia física- están sujetas a caducidad, pasan con el tiempo, cambian, desaparecen.  Por ese motivo, si vinculamos nuestra persona con lo que tenemos -o con lo que anhelamos poseer- estamos abocados a perdernos a nosotros mismos, porque esas cosas que hoy llaman tanto nuestra atención, mañana perecerán…  Y nos arrastrarán en su pérdida, y generarán el correspondiente sufrimiento.  Éste es uno de los males de nuestro tiempo (y de tantos otros): como nos han hecho creer que el valor de la existencia está en las cosas que perseguimos -o consumimos- no dedicamos tiempo a mirar al interior, ni a lo alto…  Y nos perdemos la mayor de las riquezas, la que no se pudre, la que es eterna porque no tiene principio ni fin.

Todos sentimos deseos, distintos anhelos nos mueven en una y otra dirección.  Pequeños reflejos de ese Deseo Esencial del que han tratado todos los místicos y textos sagrados de la antigüedad, de esa tendencia a la Unidad -de regreso al Uno- que se manifiesta imperfectamente en nuestra atracción por las mil cosas.  Mil cosas que no tienen nada de malo si -como recomienda el Principio y Fundamento Ignaciano- se toman como escalones que nos conduzcan hacia esa Fuente de Vida de la que venimos y a la que vamos, y que no deja de llamarnos en todo momento.  Escalones en los que nos aupamos, pero que estamos dispuestos a abandonar para seguir ascendiendo.  Así debe pasar el hombre despierto sobre las cosas, disfrutando de su recto uso pero sin perder la paz por su pérdida.

¿Deseos?  Bienvenidos sean como guiños del Deseo Esencial, de esa sed de Ser que nos mantiene en camino.  Pero libres siempre de apegos y avidez.

En este sentido, todo aquello que nos hace vibrar puede ser un símbolo que nos revele al que está más allá de toda forma, a Ése cuya ausencia -como dijo San Agustín- hace que nuestro corazón esté inquieto hasta que repose en Él.  Todo y todos pueden ser caminos de despertar y liberación…  Incluso las personas a las que amamos.

Sé que no siempre es fácil evitar el apego, aunque intuyamos que no nos convienen ni benefician…  De hecho, debo reconocer que -mientras que el apego a las cosas me provoca una natural repulsión- el apego por las personas me preocupa, pero desde un cierto sentimiento de simpatía.  Puestos a ceder a un apego, que sea al más elevado de ellos, al que se da hacia otra persona.

Me gusta cómo lo expresa el poeta, Tomás de Iriarte, que a través del amor se ha liberado del resto de apegos, aunque sigue encadenado a su amada…

Cuando la tierra fría
dé hospedaje a mi cuerpo,
¿qué servirá que deje
acá renombre eterno,
que me erija un amigo
sepulcral monumento,
que me escriba la vida,
que publique mis versos,
que damas y galanes,
niños, mozos y viejos
me lean, y me lloren
mis parientes y afectos?
Esta fama, esta gloria,
a que aspiran mil necios,
no me da, mientras vivo,
vanidad ni consuelo.
No quiero yo otra fama,
otra gloria no quiero,
sino que se oiga en boca
de niños, mozos, viejos,
de damas y galanes,
de parientes y afectos:
«Este hombre quiso a Laura,
y Laura es quien le ha muerto.»

Es un comienzo, un escalón más y nos liberaremos…  Por el momento.

Buen fin de semana.

Anuncios

Un comentario el “Si debo aferrarme a algo, te escojo a Ti (o a ti)

  1. jordi_morrós
    28 de marzo de 2015

    Felicitaciones por el post y agradecido por hacerme descubrir a un poeta y literato neoclásico que pudo compaginar sus inquietudes artísticas con actividades como traductor de la Secretaría de Estado y archivero del Consejo de Guerra. Esto último para un poeta ya puede ser el no va más de compaginación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 de marzo de 2015 por en meditaciones y etiquetada con , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: