Dios no es invisible


dios invisible

Hoy tengo, de nuevo, un día complicado.  Pero no quería dejar de escribir, así que comparto con vosotros el texto de Anthony de Mello que me ha acompañado hoy en mi Meditación del día:

¿Por qué Dios es invisible?  Dios no es invisible.  Vuestra visión está borrosa y por eso no lográis verle.  La pantalla de cine se hace invisible cuando se proyecta sobre ella una película.  Aunque la miréis incesantemente, no lográis verla; estáis demasiado cogidos por la película…

(…) Un hombre ve cada día a una mujer, y ésta parece semejante a las demás hasta el día en que se enamora.  Entonces se abren sus ojos y se asombra de haber estado contemplando durante años a esta diosa adorable y no haber sido capaz de verla.

Dejad de buscar y de viajar, entonces llegaréis. ¡No hay adonde ir!  Calmaos y ved lo que está ante vuestros ojos.

Tan sencillo como eso.  Mirar, abrir los ojos, prestar atención con un corazón abierto, enamorado…  Y Todo se manifestará, con tal claridad que nos cegará…  Pero -al mismo tiempo- llenará de luz  nuestra oscuridad y caldeará nuestro corazón…  Llevándonos a escuchar las mismas palabras que un día sorprendieron a Tony: “Hasta ahora has amado a las personas con tu corazón.  A partir de ahora te mostraré lo que significa amar a las personas con mi Corazón”.

Así sea porque, ese día, también nosotros estaremos haciendo visible a Dios, reflejando Su rostro en nuestra existencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s