No dejes de intentarlo


posible

A menudo nos dejamos llevar por un arrebato interior y nos proponemos hacer grandes cosas: quemar nuestra vida al servicio de una gran empresa, perfeccionar algún aspecto de nuestra personalidad, aprender algo nuevo, cuidarnos más, dedicar parte de nuestro tiempo a los más necesitados…

En ocasiones intuimos nuestro mejor rostro y nos sentimos impulsados a hacer lo posible por darlo a luz.  Pero, como en todo alumbramiento, la gestación de una nueva vida implica un tiempo de preparación…  Y unos dolores de parto.  Y eso ya no es tan agradable, ni tan sencillo.

¿Cuántas veces hemos dejado nuestros proyectos aparcados en un rincón por falta de constancia? ¿Cuántas veces nos hemos sentido mal con nosotros mismos por no haber sido capaces de llevar a cabo lo que nos habíamos propuesto? ¿Cuántos de nosotros hemos dejado de hacer nuevos proyectos desanimados por los fracasos precedentes?

Si -como yo- también tú has tropezado en esas piedras, déjame decirte que has cometido un error de principiante…  Un fracaso no es el fin de un camino, sino el de una etapa.  Un fracaso debe ser el punto de partida de un nuevo comienzo.  Como dice un buen amigo y maestro, todo forma parte de nuestro camino.  Si no hemos sido capaces de seguir adelante, es que todavía no era el momento.  No pasa nada, relax…  Y vuelve a comenzar, enriquecido por la experiencia adquirida.  Sin sentimientos de culpa ni urgencia.  Simplemente, vuelve a intentarlo de nuevo.  Una y otra vez, sin prisas ni agobios.  Siempre con una sonrisa y con el convencimiento de que cuando llegue el momento -si es que tiene que llegar- alcanzaremos la meta que nos habíamos propuesto.  Y, si ese momento no llega jamás, tampoco pasa nada…  Relax, porque en ese constante caminar habremos avanzado, nos habremos perfeccionado, habremos cambiado, habremos vivido…  Y, tal vez, esa meta que nosotros nos habíamos propuesto, tenía muy poco que ver con la que la Vida tenía prevista para nosotros.

Relax. Adelante, siempre adelante…  Y con una sonrisa…  Porque el único fracaso de verdad es dejar de intentarlo.  Y ni tú ni yo somos unos fracasados.

Anuncios

2 comentarios en “No dejes de intentarlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s