Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

Apetito de trascendencia


falta de apetito

Hoy me comentaba un amigo, médico, que un síntoma de buena salud es tener apetito.  Lo he pensado y es cierto: cuando estoy enfermo -cosa que, gracias a Dios, no sucede a menudo- tengo de todo menos hambre.  No deja de ser curioso y paradójico: ¿no necesitará el cuerpo más energía para curarse cuando estoy enfermo? ¿No debería comer más cuando estoy convaleciente?  Pues no, el cuerpo -en su natural y a veces incomprensible sabiduría- me exige ayuno cuando peor estoy.

Como que le he estado dando vueltas un buen rato, he terminado haciendo un ejercicio que habitualmente me resulta muy enriquecedor: plantearme si ese mismo principio es extrapolable a otros ámbitos de la existencia…  Y me ha parecido que sí, que lo es.  Porque, del mismo modo que la falta de hambre es un signo de enfermedad o debilidad del cuerpo, me temo que la falta de apetito de belleza y trascendencia es señal del estado delicado del alma.

¿No te apetece una bella melodía? ¿No te conmueve un hermoso amanecer? ¿Eres inmune a la poesía? ¿La espiritualidad te parece una necedad? ¿Las obras de arte no te dicen nada?  No hay duda, tu alma está enferma y necesita cuidados.

Del mismo modo que al enfermo se le va introduciendo la comida poco a poco, empezando por una dieta blanda y añadiendo nuevos alimentos con mesura, comienza a atender a la belleza y la trascendencia en pequeñas dosis: unos minutos de música clásica, unos minutos de poesía, unos minutos contemplando un cuadro, unos minutos disfrutando de la lluvia que golpea contra la ventana o del fuego que arde en la chimenea…  Abrirse a aquello que nos supera, dedicar un tiempo a lo Bueno y Bello…  Cultivar el apetito de trascendencia hasta que nuestra indiferencia se transforme en hambre y sed de infinito.

Cultivar el Espíritu, sanarlo.  Porque sólo sanando nuestras almas podremos curar este mundo enfermo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 5 de abril de 2016 por en meditaciones y etiquetada con , , , , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: