Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

Una mirada llena de Amor


mirada amor

Quiero terminar la semana con una cita de Anthony de Mello que me parece imprescindible, un pozo de Sabiduría del que beber y beber sin que se agote.  Dice así:

El más excelso acto de amor que puedes realizar no es un acto de servicio, sino un acto de contemplación, de visión.  Cuando sirves a las personas, lo que haces es ayudar, apoyar, consolar, aliviar su dolor…  Cuando las ves en su belleza y bondad interiores, lo que haces es transformar y crear.

¡Qué cierto es!  Debo mucho a quienes me han ayudado en momentos de dificultad, pero cuánto más debo a aquellos que me miraron de un modo único, descubriendo en mí un potencial que ni tan siquiera yo sabía que existía…

Ojalá también yo sea capaz de mirar de ese modo, traspasando las cortezas que protegen el corazón y abriendo un orificio por el que cada uno pueda comunicar lo mejor de sí mismo.

Anuncios

8 comentarios el “Una mirada llena de Amor

  1. jordi_morrós
    15 de abril de 2016

    Hay un teólogo ortodoxo francés ya fallecido (Olivier Clément) con esta bonita frase sobre lo que muestra el rostro humano, y en su caso enfocado hacia el rostro de Cristo.

    http://www.azquotes.com/quote/589049

    Buen fin de semana.

  2. carmenrodrigueznieto
    17 de abril de 2016

    Reblogueó esto en carmenrnietoy comentado:
    Mirar desde el amor es mirar desde la sabiduría.
    Porque, contra lo que mantiene el dicho popular, el amor no es ciego, sino profundamente lúcido.

  3. diaeconomina
    18 de abril de 2016

    Reblogueó esto en EcoSinVozy comentado:
    El amor hacia los demás lo que nos hace humanos y mejores personas.

  4. Pingback: Una mirada llena de Amor — Meditaciones del día | Deep Yoga

  5. Libertas
    18 de octubre de 2016

    «Ya en ciertos pasajes de estas primeras obras, y cada vez más en publicaciones sucesivas, se advierte [en el P. De Mello] un alejamiento progresivo de los contenidos esenciales de la fe cristiana. El Autor sustituye la revelación acontecida en Cristo con una intuición de Dios sin forma ni imágenes, hasta llegar a hablar de Dios como de un vacío puro. Para ver a Dios haría solamente falta mirar directamente al mundo. Nada podría decirse sobre Dios… Este apofatismo radical lleva también a negar que la Biblia contenga afirmaciones válidas sobre Dios… Las religiones, incluido el Cristianismo, serían uno de los principales obstáculos para el descubrimiento de la verdad… El P. De Mello muestra estima por Jesús, del que se declara “discípulo”. Pero lo considera un maestro al lado de los demás… Cualquier credo o profesión de fe en Dios o en Cristo impedirían el acceso personal a la verdad. La Iglesia, haciendo de la palabra de Dios en la Escritura un ídolo, habría terminado por expulsar a Dios del templo. En consecuencia, la Iglesia habría perdido la autoridad para enseñar en nombre de Cristo. Con la presente Notificación, esta Congregación, a fin de tutelar el bien de los fieles, considera obligado declarar que las posiciones arriba expuestas son incompatibles con la fe católica y pueden causar grave daño».

    http://infocatolica.com/blog/reforma.php/0912091145-47-reprobaciones-tardias-y-ii

    • Joaquín Muñoz Traver
      18 de octubre de 2016

      Las conocidas “notificaciones” de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en su ánimo de salvaguardar el contenido del Magisterio, suelen hacer una lectura extremadamente crítica de los textos a los que -nunca mejor dicho- se enfrentan. Hay en Anthony de Mello cuestiones -personales y doctrinales- que uno puede cuestionar, pero eso no quita ni un ápice de validez a las perlas de sabiduría que transmitió, a sus experiencias ni a sus intuiciones.

      Creo que condenar el texto citado en el post, por el simple hecho de quién es su autor, no sólo no resulta razonable sino que se trata de un injusto prejuicio. No olvidemos que la Verdad es la que es, la diga Agamenón o su porquero.

      • Libertas
        31 de octubre de 2016

        El Evangelio solo habla del amor Agape. Es decir Servicio. A parte de ser un hereje De Mello, el mismo texto citado es anti evangelico. Cristo amó porque obedeció/sirvió hasta la muerte.
        No por “contemplar”. Mello solo llega a almas llenas de emocionalismo y sensiblería. Son textos cursis a más no poder.

      • Joaquín Muñoz Traver
        31 de octubre de 2016

        Triste imagen de Dios y de Cristo la suya… Más creo yo en el servicio que nace del Amor que de la mera obediencia. Y no creo en un Amor que no se desarrolle en la contemplación, en el conocimiento. Porque es difícil amar sin conocer… Pero claro, cada uno tiene su propio sendero que conduce al Padre y puede que el suyo sea muy distinto al mío.
        Por otra parte, y no se lo tome mal, mucho me temo que poco ha leído a de Mello, más allá de la notificación y algún otro documento crítico. Si no, dudo que su crítica fuera tan tajante.
        Creo que ha quedado clara su postura, y la mía.
        Le agradezco que lea este blog, pese a no coincidir plenamente con mis planteamientos. También del diálogo salen nuevas luces, y todos las necesitamos.
        Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 15 de abril de 2016 por en meditaciones y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: