El elogio nos mantiene en marcha


Close-up of four business executives standing in a line and applauding
Close-up of four business executives standing in a line and applauding — Image by © Royalty-Free/Corbis

Hay cosas que no las hacemos porque somos idiotas.  Una de ellas es elogiar las virtudes de quienes nos rodean, sus capacidades, su trabajo…  ¿Qué perdemos?  ¡Si elogiar es gratis!  A nosotros no nos cuesta nada, más allá de superar nuestras vergüenzas e inseguridades.  Y, en cambio, el elogio es como la gasolina que mantiene en marcha el motor del otro, alimenta su fuego interno, incrementa su autoestima y su deseo de hacer las cosas bien.

Nos pasamos el día quejándonos de las cosas que los demás hacen mal, y no nos damos cuenta de que muchas de esas cosas desaparecerían si dedicáramos un minuto a decirles lo que hacen bien.  Es bueno hacerlo, es de justicia hacerlo, es útil hacerlo…  Entonces, ¿por qué diablos no lo hacemos?

Elogia y disfruta, verás cómo cambia todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s