Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

No perder la esperanza ante la decepción


traicion

La vida es como es, y las personas somos como somos…  Tenemos luces y sombras, somos capaces de lo mejor y de lo peor.  Todos lo sabemos, pero no siempre somos conscientes de ello.  Por eso, cuando te topas en tu camino con alguien a quien has apoyado, a quien has consentido más de lo debido, a quien has tolerado más de lo exigible debido a sus especiales circunstancias y lo sorprendes de lleno en el engaño, en un acto infame, tu interior se remueve con furia.  Sientes pasiones, casi incontrolables, que te acusan de ser imbécil, que convierten tu dolor y decepción en general desconfianza, que te llevan a dudar de la propia especie humana…  Como suele preguntarse un buen amigo, ¿acaso se olvidó Dios, al crearnos, del control de calidad?

Es fácil caer en la simplicidad de pensar que, en los negocios, business is business, que el ámbito laboral es una jungla en la que cada uno sólo vela por sus intereses y supervivencia…  No es cierto, aunque lo usemos como excusa para convertirnos en la más peligrosa de las bestias.  Hay quienes estamos convencidos de que en el trabajo uno se humaniza, humaniza a los demás y humaniza su entorno.  Pero ante traiciones flagrantes, cuesta ser coherente con las propias convicciones.  El cuerpo pide sangre…  Y sólo una mente equilibrada puede mantener el corazón puro y la cabeza fría.

Cuando alguien te decepciona, causa un daño que cuesta reparar…  Y que perjudica a todos los que te rodean.  Porque te lleva a mirar con mayor recelo, a protegerte, a tomar las decisiones desde una posición en la que ves al otro como un posible problema y no como una persona que colabora contigo en un proyecto común.  Si uno fuera consciente de las consecuencias reales que se derivan de su irresponsabilidad, tal vez actuaría con mayor cabeza y honradez.

Confío en que sea cierta esa frase de que si le das suficiente tiempo a cualquier persona, acabará por decepcionarte…  Pero que si le das un poco más, te sorprenderá gratamente.  No pierdo la esperanza.

Daré algo más de tiempo, pero todo acto merece una respuesta, la asunción de una responsabilidad.  Tardará más o menos en llegar, pero la reacción a una acción -como el karma- es una ley universal e irrefrenable…  Nadie se extrañe al cosechar lo que está sembrando…  Es ley de vida.

Anuncios

Un comentario el “No perder la esperanza ante la decepción

  1. Elisabet
    14 de julio de 2016

    Un Karma propio podria ser recibir esa decepción, como una traición a la confianza.
    Es verdad, el dolor que sentimos cuando alguien nos defrauda, es muy profundo y cuesta mucho de curar. Si supiera como hacerlo, remediaría algunas decepciones recibidas. Acepto consejos.
    Cuesta mucho esperar, puesto que debes depositar esperanzas, donde ahora hay dolor. En la cabeza te resuena la palabra porqué? Y aún causa más dolor.
    Gran escrito, puesto que creo que todo el mundo a sufrido esta clase de duelo, que cuesta mucho superar. Como no depositamos la esperanza que nos comentas, te alejas más y más de esa persona, no pudiendo dar la segunda oportunidad por miedo a que nos vuelva a defraudar.
    Difícil tarea la de depositar nueva esperanza…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 de julio de 2016 por en meditaciones y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: