Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

Endulzar la amargura


aguas-de-mara

Parte de mis oraciones matutinas las hago tomando por soporte textos sagrados de distintas tradiciones espirituales.  Hoy, releyendo un capítulo del libro del Éxodo al que nunca había prestado atención  (Éxodo 15, 23-25), éste me ha inspirado una intuición que me ha parecido interesante compartir.

El texto narra la larga travesía por el desierto del pueblo de Israel, tras huir de Egipto, camino de la tierra que le había sido prometida por su Dios.  El viaje estaba siendo largo y pesado, duro y cansado, con momentos de decepción y desconfianza.  La tierra prometida parecía que no llegaba, pero las dificultades sí…  Estaban allí, delante de ellos…  Y el destino que los movía a caminar empezaba a parecer un mero espejismo, una utopía, la zanahoria que hace dar un paso más al pollino que tantas veces somos.

En ese escenario, el sediento pueblo de Israel llega a un lugar en el que encuentran agua, pero es tan amarga que son incapaces de beberla.  Por ese motivo dan a esas tierras el nombre de Mara, que significa amargura.  Indignados contra Dios y contra Moisés, preguntan qué beberán para no desfallecer.  La respuesta del Cielo no se hace esperar: esas amargas aguas, pero endulzadas al ponerlas en contacto con el árbol señalado por el Señor:

El agua amarga de Mara

22 E hizo Moisés que partiese Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua.

23 Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara.[a]

24 Entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber?

25 Y Moisés clamó a Jehová, y Jehová le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron. Allí les dio estatutos y ordenanzas, y allí los probó;

Nunca me había detenido en este pasaje, nunca le había dado mayor importancia.  Pero me temo que la tiene, ya que oculta el secreto que permite endulzar la amargura que -en algún momento de la vida- a todos nos alcanza.  Las aguas amargas llegarán, y tendremos que beberlas.  Pero si somos capaces de enfrentarnos a esas dificultades como el árbol, enraizados en lo más profundo de nosotros mismos pero tendentes a lo alto, a lo más elevado, a ofrecer un fruto que no seremos nosotros quienes disfrutemos, entonces, y sólo entonces, las aguas se volverán menos amargas.

Una interpretación confesional cristiana de este texto relaciona el árbol de Mara con el madero que constituía la Cruz de Cristo, y nos dice que el Crucificado nos muestra cómo hacer de la injusticia, el dolor y la amargura un fermento de luz y resurrección.

Tan cierto me parece lo uno como lo otro, distintas lecturas de un mismo texto que nos susurra al oído, a cada uno, aquello que estamos preparados para escuchar, aquello que necesitamos entender en este preciso momento.

Eso califica a los textos inspirados…  Que nos inspiran y nos animan a vivir de un modo nuevo, más humano y entregado.

Es posible endulzar la amargura, aunque nadie ha dicho que sea fácil.  Os animo a leer con detenimiento el texto de Éxodo 15, 23-25 y a dejar que os hable a lo más profundo de vuestro corazón.  Seguro que tiene mucho que deciros…  Como mucho me ha dicho a mí.

Anuncios

Un comentario el “Endulzar la amargura

  1. Rebeca
    20 de septiembre de 2016

    El agua amarga de la vida…! gracias por esta meditacion, tampoco yo habia relacionado el agua amarga de Mara con los sufrimientos de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: