Las canciones de mi vida: Quiéreme, de Luis Eduardo Aute


las canciones de mi vida

Llevo varias semanas pensando en uno de los cantautores que más me ha marcado desde mi juventud: L.E. Aute.  Su delicado estado de salud me ha llevado, incluso, a dedicar algunas oraciones por él…  Aunque pueda revolverse por ello en su cama de hospital…  O no.

Personaje complejo, culto y delicado, fogoso y desmedido, su arte permite vislumbrar un alma abierta a la Belleza y a un Misterio que a todos nos supera, mientras permanece absolutamente enlodada en el mundo en el que le ha tocado vivir.

Aute vive a su manera, amando el vértigo, los laberintos, la búsqueda, lo distinto, el amor y el sexo.  Amigo de sus amigos, y enemigo de las reglas que ahogan la vida que quiere tomarse en serio, aboga por ser fiel al propio criterio…  Aunque sólo encuentre la incomprensión y el juicio fácil de quienes son incapaces de abrirse a la melodía, las letras y los interlineados de sus canciones.

Aute es un artista de los pies a la cabeza, un filósofo y un poeta. Podrás no compartir lo que dice, diferir de sus opiniones y experiencias…  Pero, ¿no oyes el susurro de las musas cuando canta?

Aute, un cantautor que hizo de su vida, canción y -de la canción- su vida…  Dure ésta lo que dure.  Mientras tanto, pide lo mismo que siempre:  quiéreme…  Con una canción interpretada junto a jóvenes nuevas voces amigas que, sin duda, no dejarán que se pierda su relevo.

Quiéreme, aunque sea de verdad,
quiéreme, y permíteme el exceso,
quiéreme, si es posible, sin piedad,
quiéreme, antes del último beso.

Quiéreme, haz que se incinere el mar,
quiéreme, como el vendaval que pasa,
por el resto de una brasa
dentro de un glaciar.

Quiéreme, sin el mínimo pudor,
quiéreme, con la insidia de la fiera,
quiéreme, hasta el último temblor,
quiéreme, como quien ya nada espera.

Quiéreme, aunque no sepas fingir,
quiéreme, que de todas mis flaquezas
sacaré la fortaleza
para revivir.

Sabes bien
que jamás te lo he pedido
ni jamás te hice un reproche…
por lo que esta vez te pido,
ya que no es cosa de dos,
que tú seas quien me quiera
como nunca me has querido
esta noche del adiós…

Quiéreme, ahora que llegó el final,
quiéreme, sin mas puntos suspensivos,
quiéreme, aunque venga el bien del mal,
quiéreme, como si estuviera vivo.

Quiéreme, que no entiendo qué hago aquí,
quiéreme, si no quieres que esté muerto,
porque todo es un desierto
fuera de ti.

Quiéreme, que ya empieza a anochecer,
quiéreme, aunque sólo sea un instante,
quiéreme, y hazlo como otra mujer,
quiéreme, como si fuera otro amante.

Quiéreme, que mañana ya murió,
quiéreme, como si el mundo acabara,
como si nadie te amara
tanto como yo…

Sabes bien…
que jamás te lo he pedido
ni jamás te hice un reproche…
por lo que esta vez te pido,
ya que no es cosa de dos,
que tú seas quien me quiera
como nunca me has querido
esta noche del adiós…
Quiéreme…
Quiéreme..

Anuncios

Un comentario en “Las canciones de mi vida: Quiéreme, de Luis Eduardo Aute

  1. Excelente comentarios del gran señoron Aute..es un artista completo..y su voz unica. Yo lo admiro y vivo enamorada viendo sus videos toooodos los dias. No hay dia que no lo vea cantando.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s