La actualidad de los clásicos


olives

El viernes pasado disfruté de una velada mágica, inspiradora, repleta de belleza, de gozo y de la mejor de las energías.  Fue de la mano de mi maestro y amigo José Olives, que retomó la Teogonía de Hesíodo, el himno homérico a Ares, el de Afrodita y el Hacha de Simias de Rodas y, musicándolos guitarra en mano, nos regaló unas melodías que sonaban a pasado y unos comentarios a los textos que rezumaban actualidad, humanidad y futuro.

Los clásicos lo son porque son eternos, porque resuenan con la música de las esferas, porque sintonizan con las leyes del uni-verso, del Uno en torno al que todo gira.  Sus reflexiones, himnos y textos -como si de matrioskas o muñecas rusas se tratara- encierran en su interior nuevos sentidos, cada vez más simples y profundos, a los que sólo se accede mediante la reflexión, la acción y la contemplación.

Los clásicos nos conectan con esa filosofía mística propia de la florentina Villa Careggi donde los renacentistas ubicaron la Academia Platónica, y que la noche del viernes se reencarnó en lo alto de una bellísima terraza de la calle Muntaner de Barcelona.

La originalidad de lo que se escuchó en nuestro encuentro tuvo mucho que ver con la fidelidad a los orígenes, y muy poco con la invención de nuevas teorías o técnicas.  Pocas cosas resultan más novedosas para el hombre actual que recuperar el pensamiento ancestral de Oriente y Occidente, interiorizándolo, haciéndolo nuevo al hacerlo propio…  En un natural aggiornamento de los clásicos que nos dota a cada uno de la profundidad y felicidad que corresponden a nuestra más íntima esencia.

Toma un clásico y lee, degustando cada línea.  Es un buen camino para reencontrarnos con quienes realmente somos, más allá de toda dispersión y apariencia.

Gran velada la del viernes.  Confiemos en que sea la primera de una larga sucesión de ellas.

Anuncios

Un comentario en “La actualidad de los clásicos

  1. Gracias Joaquín por demostrar la profunda sintonía con la bondad y la belleza cuando éstas se hacen evidentes, siempre más allá de los modestos límites de nuestras personas individuales. Tus palabras me animan a repetir ese tipo de encuentro, y aún mejorarlo en la forma…Estoy abierto a tus sugerencias. Gracias por tu presencia y apoyo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s