Meditaciones del día

Por Joaquín Muñoz Traver. Reflexiones para comenzar, vivir y terminar el día de otro modo. Filosofía, Humanismo y Religión hechos vida.

¿Por qué nos cuesta tanto encontrar a Dios?


ver-a-dios

Repasando  mis apuntes de un Diálogo de Pedralbes al que acudí en 2015, he encontrado una reflexión de Martín Velasco que me ha parecido de una claridad y acierto meridianos.  Decía, más o menos, así: Dios reside en lo más profundo del ser humano y, por desgracia, muchos vivimos en la superficialidad…  Así que nunca nos encontramos con él.

Retomo de nuevo, pues, y de un modo nuevo, el tema con el que inicié la semana: la necesidad de cultivar la interioridad para acceder a la trascendencia, a la espiritualidad e, incluso, a la mística.

Si sólo nos preocupa lo que tenemos y hacemos, ¿cómo vamos a descubrir quiénes somos y quiénes estamos llamados a ser?  La divinidad no puede estar más cerca de nosotros pero, si no cambiamos de vida, tampoco puede resultar más inaccesible.

Tal vez nuestro modo de vivir no sea el más adecuado, ni el más sano, ni el más inteligente, ni el más humano.

Es una pregunta dura, pero que no deberíamos dejar de hacernos: ¿es ésta la vida que quiero tener? ¿Es una vida plena? ¿Me satisface en el plano material, social, afectivo, cultural y espiritual?

Si la respuesta es afirmativa, te felicito…  Si no, ponte en marcha, porque tenemos trabajo.  Tal vez así nos topemos con Ése al que llaman Dios…  O nos demos cuenta de que siempre ha estado aquí…  Y que, quienes no estábamos, eramos nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 3 de noviembre de 2016 por en meditaciones y etiquetada con , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: