Cuando la soberbia es necedad


soberbia

Define la RAE la soberbia como satisfacción y envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás.  Imagino que todos, en alguna ocasión, nos hemos sentido orgullosos de nosotros mismos hasta el punto de hincharnos como un pavo real.  Como nuevos Narcisos, nos hemos enamorado de nosotros mismos.  Pero, como la mayoría de enamoramientos, también éste tiene mucho de ceguera, de poner el foco en lo mejor de nuestra persona, ocultando u olvidando todo lo demás.

Es peligroso falsear la imagen de una persona, sea de nosotros mismos o de los demás.  Todos tenemos virtudes que nos hacen adorables, y éstas deben ser conocidas y reconocidas.  Pero también tenemos nuestros defectos y sombras, que no pueden ser ocultados porque nos dan cierta perspectiva, nos devuelven a la realidad y nos permiten mirar al otro sin altivez, con mayor profundidad y con una inevitable comprensión.  Porque no vemos sólo la espina en el ojo ajeno, también percibimos la viga que tenemos en el nuestro.

Es por este motivo que vinculo, en el título de este post, la soberbia con la necedad: no conozco a nadie perfecto, todos tenemos los dos rostros de Jano, y por eso mismo quien se cree perfecto adolece de una ceguera que sólo puedo calificar de estupidez.  ¿Eres soberbio y vanidoso? ¿Te crees perfecto?  Pues lamento tener que decírtelo…  Me temo que no te conoces lo suficiente, me temo que tienes muchos números para ser…  Un idiota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s