De medios humanos y divinos


ora-et-labora

No me gustan los dualismos, los exclusivismos y radicalismos me da siempre la impresión de que dejan fuera de la fotografía una parte importante de la realidad.  Soy más partidario de la coincidencia de los opuestos como muestra de profunda sabiduría.

Tanta grima me dan los iluminados que deciden rezarlo todo sin hacer nada, como los progres que se dejan llevar por una incesante actividad y se olvidan de la oración.  Tan necios me parecen los unos como los otros.

Más a gusto me siento con quienes nos invitan a recurrir a los medios divinos como si no hubiera humanos, y a los humanos como si no hubiera divinos.  O, como recuerdan en el Islam, “confía en Dios, pero primero ata a tu camello”.

Porque de la oración surgen fuerzas invisibles e intuiciones capaces de convertirnos en las manos y el rostro de Dios en el mundo, animándonos a actuar como instrumento imprescindible para que las acciones divinas nos afecten a nosotros y a quienes nos rodean.

Ora et labora, reza y trabaja, haz de tu trabajo nueva oración, porque acción y contemplación están mucho más relacionados de lo que generalmente pensamos…  Y nosotros somos el templo en el que se produce su encuentro.

Del mismo modo que en el horizonte se encuentra el cielo y la tierra, en cada uno de nosotros se encuentran los medios divinos y los humanos, posibilitándonos el divinizar lo humano y el encarnar lo divino.  Es nuestra naturaleza, es nuestro regalo, es nuestra responsabilidad.

 

Anuncios

Un comentario en “De medios humanos y divinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s