No hay éxito sin rechazo


rechazo

Creo que a nadie le gusta, espontánea y naturalmente, que le critiquen.  Nos gustaría gustar.  Pero no siempre lo conseguimos.

De hecho, cuando ponemos las primeras piedras de cualquier nuevo proyecto, aparecen los críticos por todas partes.  Unos, por envidia; otros, porque creen que nos equivocamos; unos, porque quieren ayudarnos; otros, porque desean que fracasemos para sustituirnos.  No importa ahora la causa, ya hablaremos de ella otro día.  Centrémonos hoy en un hecho indiscutible: en cuanto haces algo, en cuanto te mueves, en cuanto destacas…  Llegan las críticas.  Y éstas, en ocasiones, son especialmente duras y desagradables.  Puede que te hieran o, si son muchas, que te hagan dudar.

Todas las grandes obras, y todos los grandes hombres, han sufrido el rechazo de todos aquellos que no les comprendieron.  Es inevitable, y no tiene más.  Escúchalas, atiende a la parte de razón que es probable que tengan.  Pero no te agobies.  Por muchas que sean, siempre serán pocas.

Recuerdo que cuando escribí mi primer libro (Mito-cuentos para despertar) hubo muchas personas que me escribieron para contarme lo mucho que les había ayudado el texto, o lo útil que les estaba resultando para transmitir valores y enseñanzas perennes a sus hijos y alumnos.  Me sentía feliz.  Pero un día llegó un e-mail muy crítico, en el que el lector me decía que tanto la forma como el fondo del libro era una auténtica basura.  Sólo era un correo, pero su rechazo me golpeó y me amargó el dulce sabor que me habían dejado el resto de mensajes.  No entendía el porqué, pero me pesaba mucho más su rechazo que el aliento y las felicitaciones del resto de mis lectores.  No era ni justo ni razonable.  Lo comenté con un buen y sabio amigo.  También él escribe, ha escrito mucho más que yo, y también le ha pasado:

-Que te duela es normal.  La primera vez nos ha dolido a todos.  Pero te duele porque te sientes inseguro, porque todavía no has interiorizado el porqué, para qué ni para quiénes escribes.  No puedes escribir para todos, sólo para aquellos que sintonizan con el mismo lenguaje, con las mismas ideas y con los mismos valores que tú.  A éstos les cambiarás y mejorarás la vida.  El resto…  Lo mejor para todos sería que no te leyeran.  Pero algunos lo harán y, de entre ellos, algunos te transmitirán su descontento.  Toma lo aprovechable de lo que te digan, y desprecia todo lo demás.  No cambies por satisfacerles, o perderás a todos aquellos a los que estás llamado a ayudar.  Y no olvides algo importante: las votaciones se ganan por una mayoría de la mitad más un voto, no por unanimidad.  Así que, hasta que la mitad más uno de tus lectores no te diga que tu libro es una basura, no tienes que preocuparte en serio.

Me reí, y me sigo riendo al escribirlo…  Pero qué razón tenía.

Adelante con lo que estás haciendo, y que el rechazo de unos pocos no te frene.  ¿Ladran?  Señal de que cabalgamos.

Anuncios

Un comentario en “No hay éxito sin rechazo

  1. En los blogs es raro que alguien te comunique su descontento. O al menos, yo no estoy acostumbrado a ver ese tipo de opiniones por aquí.

    No obstante, imagino que con un libro es todo bastante diferente, sobre todo, por la cantidad de trabajo que lleva detrás. Entiendo que las críticas en ese caso tienen que doler bastante.

    Un abrazo y me apunto el consejo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s