Prepararse o morir


ahogarse

Prepararse supone una dedicación y un esfuerzo que, en ocasiones, puede resultar agotador.  Pero no podemos renunciar a la preparación si no queremos quedarnos paralizados por el miedo, o correr el riesgo de un constante fracaso.

Porque es lógico sentir miedo cuando tomamos consciencia de la desproporción entre nuestras capacidades y el reto al que nos enfrentamos.  Ese miedo nos protege.  Y, puesto que no podemos alterar los retos, sólo podemos evitarlo actuando sobre nuestras capacidades, aumentándolas mediante una adecuada preparación que nos arme con los instrumentos y las capacidades adecuadas para hacer frente a ese proyecto que hoy nos supera.

Como dice la sabiduría popular: uno no se ahoga porque se caiga al agua, uno se ahoga porque no sabe nadar.

Prepararse o morir.  Ésa es la cuestión.  Pongámonos en marcha… ¡Ya!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s