Redes Sociales con cabeza


quimmunoztraver redes sociales con cabeza

 

El mundo cambia, y no podemos cerrar los ojos ante las novedades que llegan para quedarse.  Por ese motivo -y asumiendo la importancia que están tomando en nuestro día a día- he decidido iniciar una nueva sección en el blog llamada LAS REDES SOCIALES CON CABEZA.

¿De qué tratará?  Como su nombre indica, esta nueva sección tratará de poner cabeza y reflexión alrededor del concepto, uso y finalidad que damos a las redes sociales.  Porque su potencial y sus peligros son de tal envergadura que es preciso pararse a pensar antes de zambullirse en ellas.

Empecemos por el concepto o definición de las redes sociales ( RRSS ).  ¿Qué es una red social?

  • Es una aplicación o sitio de internet
  • En la que se forman y encuentran comunidades de personas
  • Con intereses, actividades, intenciones u objetivos comunes
  • Intereses, actividades, intenciones u objetivos que se ven facilitados gracias al encuentro, contacto y comunicación que se da entre ellos
  • Haciendo de esas relaciones virtuales una nueva oportunidad y ocasión para el logro de sus objetivos

Como todos sabemos, cada red social tiene su propia naturaleza e idiosincrasia, una serie de características que van a determinar quién se siente cómodo relacionándose a través de esa red.  Porque, insisto, las redes sociales van de eso…  De relacionarse.  Pero, del mismo modo que tenemos una relación distinta con nuestro jefe, con nuestros padres, con nuestros amigos, con los compañeros de juerga, con los colegas de trabajo, con nuestra pareja, con nuestros hijos, con los desconocidos o con la competencia profesional, también en el mundo de las RRSS debemos conocer cada canal a fondo para acertar con el tono y el contenido que volcamos en nuestras comunicaciones a través de cada uno de ellos. 

¿Acaso le contarías a tu jefe que la noche del viernes pasado pillaste una borrachera monumental, aun sabiendo que el sábado tenías una importante reunión de trabajo?  ¿O eso mejor sería un chascarrillo para comentar, entre risas, en una reunión de amigos?  Pues no se te ocurra compartirlo en Linkedin, y reserva la anécdota para un grupo privado de Facebook o para tu cuenta secreta de Instagram.  Recuerda este primer consejo, porque te será muy útil: no todo puede contarse en cualquier lugar.  Ni en la vida on-line, ni en la vida off-line.

Fíjate que he hablado de vida on-line y off-line, no de real y virtual…  Porque la vida virtual es tan real -o falsa- como cualquier otra.  Es cierto que en las redes uno puede crearse perfiles falsos y utilizarlos para las más oscuras finalidades, ocultándose tras ese aparente anonimato.  Es el equivalente a quien usa un engaño, una máscara o un pasamontañas para hacer aquello que jamás haría a cara descubierta.  Pero, por otra parte no es menos cierto que también en las redes sociales puedes actuar con consciencia y cabeza, tratando de manifestar una imagen que coincida con quien realmente eres, ofreciendo lo mejor de ti mismo -tus dones y tus capacidades- a un público de una amplitud inimaginable, de alcance mundial.  Este blog es una prueba de lo que digo, puesto que sus seguidores y lectores no son sólo españoles, sino que  son -según los datos obtenidos de las estadísticas de visitas- de 136 países distintos.  ¿Es o no es una maravilla pensar en la repercusión que puede tener cuanto escribes, lo lejos que puede llegar, la influencia que puede tener y que hace unos años era impensable?

Pero, como siempre, ese tremendo poder implica también una importante responsabilidad…  Porque puedes hacer mucho bien, pero también puedes hacer -o hacerte- mucho daño.  No sabes a quién va a llegar lo que compartes, así que debes valorar y calibrar cada palabra que tecleas.  Es bueno pasar cada contenido por el triple filtro de Sócrates, más útil -y olvidado- que nunca en esta era de los social media:

  1. ¿Estás seguro de que lo que vas a decir es verdad?
  2. ¿Lo que vas a contar es algo bueno?
  3. ¿Es de alguna utilidad para el lector lo que le vas a explicar?

El día a día es mucho más cómodo y fácil -para todos- cuando nos sometemos a este triple filtro en todos y cada uno de los canales que utilizamos para comunicarnos en la red y fuera de ella.

Por último, y antes de terminar, quiero citar tres de los mayores riesgos que he encontrado en mi experiencia como usuario de redes sociales:

  1. El primero es el de “engancharte”: es tanto lo que las redes sociales ponen a tu alcance que, si no te autolimitas, podrías pasarte el día conectado, buscando, compartiendo…  Desatendiendo con ello tus obligaciones personales y profesionales.
  2. El segundo es el del narcisismo, o la depresión: uno tiene tendencia -natural- a compartir en las redes lo mejor de sí mismo.  Crea, por tanto, una imagen que tiene muchas luces, y que oculta todas las sombras.  No es bueno enamorarse y creerse esa imagen…  Ni deprimirse al comparar el día a día que uno tiene con las vidas de sonrisas y permanente alegría que uno descubre en el Instagram y Facebook de sus amigos y conocidos.  En las redes sociales, uno muestra lo que quiere que se vea.  Lo demás no es que no exista, es que lo ocultamos…  Pero no por eso deja de existir.
  3. El tercero es el de volcarte tanto en tus relaciones on-line que desatiendas tus relaciones interpersonales, tus experiencias cotidianas, las vivencias únicas de cada momento.  Como ya traté sobre este tema en el post vivir a través del móvil no voy a repetirme, mejor te animo a leerlo y así hago un poco de autobombo.  😉

Y creo que por hoy ya es suficiente.  Confío en haber abierto tu apetito respecto a esta nueva sección del blog para que te vuelvas un incondicional de la misma.  ¡Suscríbete para no perdértela!

Anuncios

Un comentario en “Redes Sociales con cabeza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s