Las humanidades como ejercicio espiritual


quimmunoztraver humanidades como ejercicios espirituales

El lunes pasado con planteábamos la siguiente pregunta: ¿para qué sirve estudiar humanidades hoy?  En este post quiero evitar que te tomes las humanidades como un mero conjunto de asignaturas (historia, literatura, filosofía, arte…etc) y que las descubras -en la línea del gran Pierre Hadot– como ejercicios espirituales, como práctica constante que desarrolla y afina esa parte de ti que te hace más persona, más humano.

Cada una de las disciplinas que forman parte del conocimiento humanístico son un camino que nos conduce al encuentro con nosotros mismos, con los demás o con el cosmos, por una vía excelsa, por una senda de elevación y desarrollo personal: el lenguaje nos permite comunicar nuestra interioridad y recibir adecuadamente las joyas de conocimiento que los demás nos brindan; la historia nos pone en contacto con los aciertos y errores del pasado para que -aprendiendo en experiencia ajena- seamos capaces de procurarnos el mejor de los mañanas; la antropología nos permite asomarnos con curiosidad y método a nuestra naturaleza, estructura y tendencias para que -al conocernos mejor- podamos ser más dueños de nosotros mismos; la filosofía nos enseña a pensar bien, con orden y lógica, y nos invita a vivir en consonancia con lo aprendido; el arte -en todas sus variantes- nos ayuda a conectar con las manifestaciones de la belleza y la intimidad hechas forma, dejándonos empapar por la interioridad del artista y permitiendo que su obra nos toque y transforme… etc.

Las humanidades, por tanto, son mucho más que un grado universitario.  Son un itinerario de humanización, de desarrollo de nuestro potencial como personas.  El conocimiento de los contenidos de cada asignatura no son ni pueden ser el objetivo de su estudio, son simples instrumentos para despertar una nota de nuestra alma que formará parte de la melodía de la mejor de nuestras existencias.

No te aproximes a sus materias con la intención de apresarlas, apropiártelas o dominarlas.  Eso sería mera erudición.  Acércate a cada disciplina a pecho descubierto, dispuesto -o dispuesta- a dejarte tomar y transformar por ella, teniendo bien presente que es un medio y no un fin.  De nada sirve que memorices un poema, ni que puedas hablarme de su autor, de por qué lo escribió, del tipo de métrica y lenguaje que utilizó y de los motivos por los que se decantó por unas rimas y no por otras…  De nada sirve si esos versos no te conmueven, te hacen latir con sus latidos y te animan a hacer de tu vida una poesía.

Insisto, el objetivo de las humanidades no es que memorices lo que otros hicieron o descubrieron en el pasado sino que, recorriendo ese camino con ellos, tu vida se transforme como lo hizo la suya.  Cada asignatura es -en este sentido- como los ejercicios con mancuernas que te recomendará en un gimnasio cualquier entrenador personal.  El objetivo de hacer bien esas repeticiones no es que hagas el ejercicio sin errores, sino que -a medida que lo hagas- tu cuerpo se vaya endureciendo y definiendo, manifestando unas posibilidades que permanecían latentes hasta ese momento.

Desde este punto de vista, podemos afirmar que las humanidades son un ejercicio espiritual de humanización, un pulido de la piedra bruta que somos y que persigue manifestar -dar a luz- la mejor imagen de nosotros mismos.  Las humanidades no son una carrera que dependa de unas calificaciones, son un viaje hacia el centro de nuestro ser…  Y hacia el misterio y la belleza del mundo en que nos ha tocado vivir.  Si somos capaces de entenderlas así, las humanidades nos cambiarán la vida.

Anuncios

2 comentarios en “Las humanidades como ejercicio espiritual

  1. Gracias por esta y todas las meditaciones que recibo y que muchas veces no tengo tiempo para comentarlas o escribir un gracias. Esta en particular es una reflexion profunda y un llamado a despertar e iniciar el unico viaje que nos hara mas humanos, mas conscientes y armonicos de adentro afuera. Saludos desde Toronto-Canada. Disfruto mucho sus meditaciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s