Meta-economía y Sistema Económico: la punta del iceberg


Seguimos tratando de aportar luz al desconocido y olvidado concepto de meta-economía.  Y continuamos haciéndolo mediante imágenes que, como pinceladas, vayan ofreciendo los rasgos y contornos de una idea que a menudo resulta extraña a nuestros planteamientos.

Hoy tomaremos la aproximación de Laszlo Zsolnai a la meta-economía para poner en relación nuestras más íntimas concepciones en torno a la vida, nuestra asignación de valor a las cosas y nuestras relaciones organizadas de producción, intercambio y consumo.

Desde su punto de vista, la relación que se establece responde al siguiente esquema:

Metaeconomía -> Economía -> Sistema Económico

En este sentido, podríamos definir la meta-economía como el conjunto de principios y valores que dan lugar a una forma de Economía.  Y es esta Economía la que cristaliza en un Sistema Económico determinado del que nosotros, como ciudadanos, participamos…  Disfrutando de él, o sufriéndolo en nuestras carnes.

En alguna otra ocasión, ya he expuesto que su planteamiento me parece interesante pero pasa por alto un detalle que considero importante: la relación entre estos tres nodos no es unidireccional, sino bidireccional.  Del mismo modo que los principios y valores dan lugar a una forma de entender la Economía, y ésta a unas prácticas concretas, también nuestro quehacer diario tiene una influencia sobre la Economía, y ésta sobre los valores y principios que la rigen a ella y a nuestra existencia.

Sin embargo, incluso la posición de Zsolnai ya resulta más fiel a la realidad que la habitual ceguera metafísica propia de algunos economistas al uso, que creen que el estudio de la economía debe limitarse al estudio de las leyes del mercado.  Quienes así opinan, se quedan contemplando la superficie del iceberg sin darse cuenta de que ésta se sustenta sobre algo infinitamente mayor que ella, y sin lo cual no podría existir.

Ese algo es la meta-economía.  Podrá no verse pero siempre está ahí, posibilitando economías y sistemas económicos.  Hay distintas meta-economías, y cada una de ellas genera mundos distintos.  

Si anhelas un mundo mejor, más justo y solidario, no lo dudes…  Su construcción comienza por la reflexión meta-económica.  Y en eso estamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s