Libros imprescindibles: El hombre light, de Enrique Rojas


Ya he dicho en alguna otra ocasión que siento especial aprecio por el Dr. Enrique Rojas.  No se trata sólo de admiración intelectual sino de afecto personal ya que -hace ya unos 15 años- tuvo a bien invitarme a un café y dedicarme una tarde entera en Londres, sin conocerme de nada.  Hombre pausado y profundo, tiene una conversación agradable y compleja, porque parece que salta de un tema a otro para siempre volver a lo esencial.  Guardo un muy buen recuerdo, y disfruto muchísimo con sus libros…  Que no sé cómo no había recomendado antes.

Hoy trataré sobre el primero que cayó en mis manos, cuando todavía era un adolescente: El hombre light. Una vida sin valores.  Me hizo mucho bien…  Y hoy le devuelvo el favor, recomendándolo a todos mis seguidores.

Esta breve y amena obra está dividida en 15 capítulos que advierten y describen los peligros de una forma de vivir sin sustancia, desnaturalizada, inhumana, light.  En sus páginas se nos hablará sobre el ser humano y la forma de vida que propone este psiquiatra humanista para que nos mantengamos sanos y felices, por dentro y por fuera.

Ahí van algunas perlas, para animarte a su lectura:

  1. Frente a la cultura del instante está la solidez de un pensamiento humanista; frente a la ausencia de vínculos, el compromiso con los ideales.
  2. Nos encontramos con un buen profesional en su tema, que conoce bien la tarea que tiene entre manos, pero que fuera de ese contexto va a la deriva, sin ideas claras, atrapado -como está- en un mundo lleno de información, que le distrae, pero que poco a poco le convierte en un hombre superficial, indiferente, permisivo, en el que anida un gran vacío moral.
  3. No hay en el hombre light entusiasmos desmedidos ni heroísmos. (…)  Un hombre así no dejará huella.  (…)  El hombre light es frío, no cree en casi nada, sus opiniones cambian rápidamente y ha desertado de los valores trascendentes.  Por eso se ha ido volviendo cada vez más vulnerable; por eso ha ido cayendo en una cierta indefensión.  De este modo, resulta más fácil manipularlo.
  4. Cuando se ha perdido la brújula, lo inmediato es navegar a la deriva, no saber a qué atenerse en temas clave de la vida, lo que conduce a la aceptación y canonización de todo.  Es una nueva inmadurez, que ha ido creciendo lentamente.
  5. Una cosa es disfrutar de la vida y saborearla, en tantas vertientes como ésta tiene, y otra muy distinta es ese maximalismo cuyo objetivo es el afán y frenesí de diversión sin restricciones.
  6. La célebre frase de Lenin, “¿Libertad para qué?”, tiene para mí una clara y contundente respuesta: libertad para aspirar a lo mejor, para apuntar hacia el bien, para buscar todo lo grande, noble y hermoso que hay en la vida humana.
  7. La búsqueda de la verdad es una pasión por la libertad y sus consecuencias.
  8. Vivir en la verdad y de la verdad conduce a lo que podríamos denominar una vida lograda, plena, profunda, repleta de esfuerzos, natural y sobrenatural a la vez, que mira al otro y cuyo objetivo lo constituyen unos valores para sacar lo mejor que hay dentro del ser humano…  En definitiva, una vida verdadera.
  9. El hombre vive prisionero del lenguaje.
  10. La información se ha convertido en un río de datos y noticias, pero lo importante es saber captar qué fluye bajo él.  Cuando uno se olvida de ir a lo sustancial, se pierde en lo anecdótico.
  11. El concepto de bienestar se construye más sobre la forma que sobre el contenido.  Saca a relucir aquella máxima de que es mejor tener que ser, y de ahí se derivan muchos desencantos contemporáneos.
  12. Cicerón decía que lo fundamental para llevar una existencia ordenada era el respeto a uno mismo y a los demás, buscando la trascendencia.
  13. Se dice, y acaso se cree, que la libertad consiste en dejar crecer una planta, en no ponerle rodrigones, ni guías, ni obstáculos; en no podara, obligándola a que tome ésta u otra forma; en dejarla que arroje por sí, y sin coacción alguna, sus brotes y sus hojas y sus flores.  Y la libertad no está en el follaje, sino en las raíces, de nada sirve dejarle el árbol libre la copa y abiertos de par en par los caminos del cielo, si sus raíces se encuentran, al poco de crecer, con dura roca impenetrable, seca y árida o con tierra de muerte (Miguel de Unamuno).
  14. Sólo quien es libre es capaz de comprometerse.  Y el hombre posmoderno es cada vez más esclavo de sus pasiones, de sus gustos subjetivos.  Prefiere una bulimia de sensaciones: probarlo todo, verlo todo, bajar al fondo de todo…  Pero no para conocer mejor los resortes personales y buscar una mejoría, sino para divertirse sin más.  Ya no hay ni inquietudes culturales, ni denuncias, ni grandes aspiraciones sociales.
  15. El hombre light no tiene fondo y por eso es muy difícil que sea capaz de mantener una conversación de cierta altura.
  16. La enfermedad de Occidente es la de la abundancia: tener todo lo material y haber reducido al máximo lo espiritual.
  17. El amor basado y centrado en la belleza física suele tener mal pronóstico.
  18. La felicidad no es posible sin el amor.
  19. La relación sexual debe quedar definida partiendo del amor.  Por otra parte, la sexualidad es un lenguaje por el que transmitimos la afectividad.
  20. La televisión provoca el mismo fenómeno que el de la droga: crea adicción. (…) Al telespectador de zapping le interesa todo y nada a la vez; lo que quiere es pasar el rato sin más complicaciones. (…)  El mando a distancia se convierte en el chupete del adulto.
  21. Deja a la persona informada pero no formada, sin criterios, suspendida en la interrogación de eslóganes y tópicos que no sabe combatir, ya que para ello es necesario tener más cultura, algo que se consigue a través de la lectura reposada y atenta de los grandes libros y autores que han sabido dar respuesta a las cuestiones esenciales de la existencia.
  22. La sociedad occidental actual, en una cierta mayoría, ha perdido el rumbo y ahora ya no hay grandes debates sobre las más relevantes encrucijadas de la existencia como la muerte, el sufrimiento, la angustia, la injusticia…
  23. Existe un cansancio por vivir, no como consecuencia de un agotamiento real por hacer muchas tareas, sino por falta de una proyección personal coherente y atractiva que tenga suficiente garra como para arrastrarle hacia el futuro.
  24. El hombre se disfraza en sus pertenencias, acabando por identificarse con su ropaje, siendo imposible distinguir entre uno y otro (Aquilino Polaino)
  25. La vida es milicia, como decía Séneca.
  26. El fracaso es necesario para la maduración de la personalidad.
  27. La vida es como el bracear de uno mismo con la realidad.
  28. Dice el refrán castellano que nadie escarmienta en cabeza ajena: pero, a veces, ni en la propia.
  29. La madurez implica vivir instalado en el presente, teniendo digerido el pasado y estando abierto hacia el porvenir.
  30. La vida no se improvisa, sino que se programa con ilusión y entusiasmo.
  31. El hombre con voluntad suele llegar más lejos que el inteligente porque es dueño de sí mismo.
  32. La tetralogía de la felicidad: encontrarse a sí mismo, vivir de amor, trabajar con sentido y poseer cultura como apoyo.
  33. El ser humano no puede vivir sin un amor en el corazón: es animal amororum.
  34. La felicidad no supone un hallazgo al final de la existencia, sino a través de su recorrido; es más una forma de viajar que un estado definitivo.
  35. Un sabio es un comerciante que vende géneros eternos de los que se nutre el alma (Sócrates)
  36. La felicidad nunca es un regalo, hay que conquistarla y trabajarla con ilusión.  (…)  La felicidad se alcanza con una vida coherente. (…)  La felicidad consiste en encontrar un programa de vida que nos llene lo suficiente como para que motive nuestra trayectoria.

Y tú, ¿eres feliz?  ¿Sabes como serlo?  No dejes de leer este libro del Dr. Enrique Rojas.  Una apología de esa vida con sustancia y sentido que conduce a la felicidad.  Otro libro imprescindible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.