Paciencia para cambiar


Puede que hayas tenido una iluminación, un destello de luz interior que muestra claramente ante tu mirada cómo es tu vida y cómo podría ser si cambiaras.  Esta experiencia es propia de la meditación o de los ejercicios espirituales…  Y tiene su peligro.

El principal riesgo tras esa iluminación que pone de manifiesto nuestra naturaleza más esencial es que cada uno tiene sus obligaciones, compromisos, responsabilidades y cadenas…  Y no es fácil liberarse de todas ellas.  No es fácil, no…  Y, además, resulta imposible si pretendemos hacerlo de golpe.

Como recuerda William Bridgestras la iluminación toca hacer la colada.  Así es, hay que hacer limpieza y reordenar la vida.  Y eso no es cuestión de un día.  Es un trabajo arduo, pesado y lento, que exige cabeza, corazón y ánimo, mucho ánimo.  Porque el principal enemigo de ese cambio que hemos intuido es el cansancio, el agotamiento ante la espera, ante la desagradable constatación de que no alcanzaremos la mejor imagen de nosotros mismos, ni nuestros sueños, en un abrir y cerrar de ojos.

Cambiar nuestra vida no es fácil, requerirá tiempo y esfuerzo.  Pero si sabes a dónde vas, ya tienes mucho ganado.  Así que no te desanimes.  Si sigues caminando, aunque sea a pequeños pasos…  Llegará el día en que alcances tu destino, el día en que seas quien puedes llegar a ser, el día en que tu vida sea un sueño realizado.  No te detengas, con eso basta…  Por ahora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.