El rincón de Panikkar VI


Hoy recupero un breve texto de Panikkar que resume un modo muy concreto su modo de entender la vida intelectual, y que puede servir de guía o referencia a todos aquellos que sentimos la llamada de ese mundo que tanto puede ser camino de salvación como de perdición:

Mi investigación debe ser parte de mi vida, y yo no debo vivir para estudiar, o descubrir, o conocer, sino que debo sentir la necesidad del estudio o de la actividad intelectual como ingrediente de mi vida, yo debo escribir, esto es, grabar con duro estilete en el Libro de la Vida -terrena- antes con mi vida que con mi pluma.

(…)  No dar, pues, mis ideas -éstas no tienen ningún valor, ni menos fuerza; no son ningún testimonio- sino mi vida.  La caridad obliga a dar la vida por sus amigos.  Y esto vale también para el intelectual: debe dar su vida a los hombres, debe sustancializar en lo posible su actividad, convirtiéndola en vida.  Solamente así podrá ser salvado.  No debe preocuparse por escribir ninguna apologética, sino ser, en todo caso, aun con su pensamiento, una apología; mejor dicho, un testimonio.

Panikkar, R.  Humanismo y Cruz, Madrid, 1963, Ed. Rialp, pp. 73-74

Ser testimonio y no sólo un propagandista…  Gracias, Raimon, por un consejo que no siempre logro poner por obra…  Aunque no dejo de intentarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.